“Yira, yira”, así decía Gardel en su famoso tanto: “gira, gira”. El mundo gira, gira en muchos sentidos, pero cuando lo es en el peor de ellos, hacia la dependencia y en cierto modo, servidumbre, y es regulado por “la indiferencia del mundo que es sordo y es mudo”, es decir, el mercado. Entonces (recién) sentirás

Leer más