Tal vez ya nos hayan hecho olvidar cuales fueron las causas inmediatas de la crisis-depresión en la que todavía Europa y más de otro país siguen metidos, y que a España le ha costado más de medio billón (con 11 ceros) de euros en aumento de deuda y muchísimos problemas, incluido el más importante, el aumento de la tasa de pobreza. Pues no hay que olvidarse.

Fue la ambición desmedida del capitalismo especulativo y financiero-bancario quién nos llevó a esta situación. No nos olvidemos …… porque resulta que leo dos noticias, sólo dos, pero son pan de cada día, en un periódico económico y ambas expresan lo que está ocurriendo: es el sistema financiero-bancario quiénes son los “putos amos” de la situación actual, cuando tendrían que estar de rodillas pidiendo perdón a los pueblos o mirando al muro de la lamentaciones durante mil años para recuperarse de sus grandísimos pecados de egoismo, de avaricia, de orgullo, de desprecio, de racismo, de todo eso …. que no voy a repetir. Pues no, no han vuelto a mirar el muro más que en alguna visita turística: SON LOS PUTOS AMOS, como gusta decir a Wyoming, los putos amos del mundo, y nos dirigen como quieren.

Dos ejemplos a través de cabeceras de ese periódico:

1. “EE.UU aviva la crisis emergente al poner freno a su economía”. ¡Qué bien les va al sistema dominante profundizar en las crisis y depresiones de los demás! ¡Qué grandísimo negocio, como dicen ellos, a la baja!. Encantados de hacer más profunda la crisis argentina y de los países emergentes. ¡Lo que van a ganar con todo esto! ¿Cuantos créditos más a intereses imposibles de devolver? ¿Cuanto poder cuando se les dice a “esos pobres” lo que tienen que hacer y no han hecho? ¿Qué placer sádico ver como tienen que bajar la cabeza y pedirnos dinerito y nosotros lo pensamos, nos aseguramos bien, sobre todo el retorno, y luego tal vez les demos menos de lo que necesitan, no vaya a ser que resuelvan sus problemas y eso no sería rentable para los putos amos?

2. “La troika exige que se acelere la privatización de los bancos públicos”. ¡Hala, más negocio! El gran negocio de las privatizaciones. Lo público se compra por dos duros, se hace como se gestiona, se asegura uno de que las condiciones sean extremadamente favorables para reflotar los negocios, y luego, en poco tiempo, se vende. ¡Qué negociazo! Estupendo. Siempre los formatos de expropiación o de “desamortización” o de “acción política” desde esos gobiernos que mandan, pero no gobiernan, son oportunidades fabulosas de ganar mucho dinero y fácil. Rentabilidades probablemente del 50 al 100% en dos o tres años. Mejor que la droga y aún encima “no los meten en la cárcel”. Ya lo arreglarán ellos para que no sea así, comprando a quién haya que comprar y postergando las acciones penales hasta que caducan o desaparecen.

Sólo dos ejemplos de cómo los grandes responsables-culpables (más culpables que responsables) se han vuelto a hacer con el poder, vuelven desde hace casi seis años a ser los “auténticos putos amos” (gracias Wyoming por el concepto).

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *