Autocrítica y aprendizaje

Sin autocrítica nunca aprenderemos, sin análisis sin recurrir a la disculpa o a la culpa de otros, nunca aprenderemos. En realidad, ¿este país aprende? Me temo que no, y el escrito de Uría no dice todo, pero dice algunas de las cosas en las que hay que pensar cuando uno se equivoca o no sabe adónde va: preguntarse que es lo que puedo hacer mejor y cuales son mis problemas y defectos para que los demás nos vean como nos ven.

http://es.eurosport.yahoo.com/blogs/ruben-uria/a-la-intemperie–sin–relaxing–caf%C3%A9-con-leche-170309875.html

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Autocrítica y aprendizaje»

  1. Aprender a aprender es también pensar en lo que hemos hecho no del todo bien o en qué nos hemos equivocado, aún antes de empezar a decir que la culpa es de otro o de las circunstancias. Cuando uno aprende, lo primero que acaba teniendo claro es que muchas cosas se podrían hacer mejor, y siempre se hacen menos de lo que pudiera ser. Sin que eso suponga una depresión o una autoculpa, sino una responsabilización, pensar primero en lo que hemos fallado, es una forma de no empezar, como decía mi madre, a despotricar contra todos y cada uno de los &&&&&s que nos han supuestamente mal juzgado. Aprender a aprender es aprender del otro, de cómo se nos ve, de cómo nosotros mismos no somos del todo capaces de vernos, y aprender por tanto a empezar las cosas por un análisis que desde el principio incide en la autocrítica en vez de en la descalificación de los otros.

    Es cierto que muchas veces los otros pueden hacer las cosas mejor o con más claridad o transparencia, pero en cualquier caso, ellos también dependen de lo que nosotros hemos hecho o vamos a hacer y de cómo lo hacemos, y en último extremo, en el corto plazo, sólo podemos replantearnos cosas que hemos hecho y cómo las hemos hecho; sólo a partir de ahí es posible que los otros nos empiecen a ver como nos gustaría que nos viesen, pero probablemente no les damos razones para vernos así, sino precisamente tal y como nos ven.

    La autocrítica es el principio de la comprensión y de la innovación y el cambio social. Por desgracia, nos vamos haciendo más y más personalistas y nacionalistas, y parece que los demás son los únicos culpables de lo que nos pasa, cuando en la mayoría de las veces, las cosas pueden cambiar si nosotros cambiamos, como decía el proverbio chino, y lo cierto es que más de una vez somos nosotros los que queremos que las cosas cambien cambiando los otros, y no nosotros mismos, que somos los que estamos más cerca de poder y querer cambiar.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *