Las cosas claras (1)

Detrás de la llamada competitividad se esconde el único gran objetivo del sistema capitalista mundial y español: la tasa de salarios. Por tanto, lo único que tiene que conseguir el poder económico y su representación el poder político nacional o el G-8 o el je que quieran, es bajar la tasa de salarios. Hay dos formas complementarias para hacerlo: una es bajando la calidad del empleo y reduciendo las formas de evitar la dependencia y de tener libertad por parte de los trabajadores (les llamamos condiciones de trabajo y curiosamente, “reformas estructurales”) y por otra, sencillamente bajar los sueldos, lo más posible.

Y nada más, esto es decir las cosas claras y dejarse de metáforas y vericuetos múltiples que sólo quieren provocar confusión: lo que buscan es bajar los salarios y someter a los trabajadores, para que lo hagan con los mínimos derechos. Y poco más.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *