Riqueza y pensamiento

“Hay un viejo chiste sobre la relación entre el rico y el intelectual. El rico le dice al intelectual: Si eres tan listo, ¿por qué no eres rico? Respuesta: Si eres tan rico, ¿por qué no eres listo?”
Lo he recogido de Immanuel Wallerstein

Los criterios de evaluación de ambos son distintos: para el rico, la forma de inteligencia y de vida es hacerse rico o más rico; para el intelectual aprender y debatir sobre las formas y los conocimientos.

En nuestra sociedad existe casi un desprecio mutuo: el rico casi siempre es ignorante desde la perspectiva de la academia; y los pocos intelectuales son una “merde” desde la perspectiva de los hombres de negocios.

La Universidad mira poco al mundo de los negocios, y en alguna medida, hace bien; pero en otra, no. Las empresas y organizaciones miran con desdén el mundo académico y de investigación. Recuerdo la anécdota de que trabajando para una gran organización, se empeñaban en llamarme “proveedor”, cuando estaba trabajando como investigador y asesor por cuenta de la empresa, pero ellos cada vez que tenían oportunidad me llamaban proveedor ….. lo cual es cierto, pero desde la perspectiva académica es despreciativo, porque no le proveíamos de nada, sino que les ayudábamos a darse cuenta de lo que no querían o no tenían tiempo de ver, porque era nuevo para ellos y no sabían ni podían investigarlo y por tanto, conocerlo para poder bien-aplicarlo.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Riqueza y pensamiento»

  1. Las salidas son hacia un pensamiento aplicado o una acción reflexionada ….. el primero es más lento en resultados; la segunda fórmula es más eficaz, aunque también con mayor riesgo.

  2. La Academia se ha esforzado por hacer aplicados sus conocimientos: Economía Aplicada, Psicología Aplicada, ….. etc. pero no es suficiente, porque casi siempre la acción es como un residuo, es más una derivación deductiva, que una búsqueda de nuevos horizontes y explicaciones sobre las experiencias vividas.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *