Calidad …. siempre calidad

Yo siempre estoy por la Calidad antes que el Beneficio. Con calidad se llega a beneficios, porque la calidad es un beneficio en sí mismo.

Yo seguiré siempre prefiriendo hacer las cosas bien antes de dar prioridad a ganar dinero o llegar el primero.

———-
Lo arriba apuntado, sigo apoyándolo, pero hay calidades que no se repiten o que nos engañan porque parece que siempre vamos a estar en ellas, y no es cierto. Por poner el ejemplo, el Barça nos ha enamorado hace dos años y antes, no en los últimos dos ejercicios, y menos, en los últimos partidos, donde la calidad parece que se ha fosilizado. El Barça sin presión de todos -calidad diferente que ya ahora le han copiado muchos equipos-, sin movimiento rápido del balón y al primer toque -ahora es básicamente lento y más hacia atrás que hacia adelante- y sin sentido de conjunto -falta dirección y liderazgo y pienso que planificación y organización, de ellos derivados, al menos en un equipo de futbol-, sin razones para crecer y seguir en la brecha ….. es una calidad buena, pero no puede con otras calidades emergentes, más sacrificadas, más rápidas, tan técnicas y menos dependientes. Las cosas van mejor cuando se pasa de la dependencia a la independencia y de esta a la interdependencia. Ese es el gran camino: el Barça llegó hace tres y dos años a la interdependencia, por eso era admirado, porque resultaba otro estilo de juego, tal vez parecido al que me contaba mi padre que hacia el Honved y la selección húngara, allá por los años cincuenta o el Ajax en su tiempo o así. Pero de la interdependencia se puede pasar nuevamente a la dependencia, porque lo grupal, las relaciones, los intercambios empiezan a rechinar y no funcionan. Las razones no las sé, sólo veo lo que veo, y lo que veo, aparte de los resultados, es que el Barça ya no es el Barça de hace dos años, sino un buen equipo y punto. Ha tenido suerte de llegar en la Champions adonde llegó, ya sufrió y mucho con el Milán y luego con el PSG.

Los modelos de calidad del Bayern y del Madrid se parecen: fortaleza, juventud, adelante-atrás sin descanso, más en el Bayern, un esquema táctico y estratégico claro, en el que casi defienden todos y atacan muchos, rapidez. El modelo del Dortmund es más sólido como equipo, pero tiene menos energía y un poco menos de técnica. Lo normal es que pase el Madrid y sea una final entre dos representantes de estilos similares. Ya el año pasado ganó un estilo de calidad cutre como era el Chelsea, cuando ya debiera haber ganado el Bayern, más interesante futbolísticamente. Claro que el Chelsea tenía a Drogba, que fue el que acabó ganándolo todo, a pesar de lo cutre que es, ha sido y probablemente será siempre el Chelsea.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.