Esfuerzo, aprendizaje, ahorro, innovación

Ese cocktail constituye el fundamento de cualquier cosa que va bien o va a ir bien.

Mucho esfuerzo, sin límites, y según avanza el esfuerzo, pasarlo bien, pasártelo de miedo.

El esfuerzo siempre conduce a más aprendizaje, a veces, hasta acelerado, exponencial …. a partir de un momento cada nueva partícula de esfuerzo “rinde” mucho más en aprendizaje.

Si, si todo eso lo despilfarras, mal, pero si aún consiguiendo más ingresos, eres capaz de ahorrar más que proporcionalmente a los ingresos, seguro que la cosa funciona. El caso es no depender de otros que no entienden nada de mi asunto, y depender de uno mismo, de sus energías y esfuerzos, sin condicionantes ni del Estado (subenciones o cosas así) o de la banca (créditos o similares). Ser libre es no depender de instituciones que seguro que coartan tu libertad, autonomía e iniciativa, según se van apropiando de una parte cada vez más substanciosa de tus medios de vida. Los chinos siguen ahorrando tanto, que ahora son acreedores, hasta lo son de forma decisiva de sus competidores, como USA (una buena parte de la deuda USA ha sido comprada por los chinos).

La cultura de ahorro no es suficiente, si no has aprendido lo suficiente para innovar en tus productos, tus servicios, o tu forma de hacer las cosas, en los métodos de trabajo y de organización. Tienes que innovar como consecuencia de todo lo anterior. Si sólo ahorras, te harás un “cómodo” rentista, y otros acabarán haciendo las cosas por ti. Si una parte importante de tu ahorro lo inviertes a medio-largo plazo en ti mismo, tienes futuro. Fíjense que eso es lo que es el grupo Inditex, invierten en lo que saben hacer, en producir y distribuir y vender lo que hacen. (Si inviertes en cosas que no conoces bien o conoces poco, no lo harás igual que lo que conoces y te ha ido bien. La diversificación de “negocios” muchas veces es un desastre, porque no hay dos áreas de actividad que sean la misma cosa, aunque estén muy cercanas o parece que están cercanas. Por ejemplo, producir y vender zapatos no es lo mismo que producir y vender ropa, y aún dentro de cada sector, hay muchas particularidades de cada una de las formas de abordar cada mercado: zapatero a tus zapatos, e invierte en tus zapatos, no quieras correr demasiado y las cosas te stressen tanto que no llegues más que a un diván de psicoanalista).

Por concluir de alguna forma: esfuerzo-aprendizaje-ahorro-innovación es una buena ruta. ¿Es posible seguirla cuando ya has llegado a la cima o cerca de ella? El Barça demuestra que es posible; USA parece que en su decadencia estructural desde la parte más alta, no lo lleva tan bien. Han perdido una parte de su cultura del esfuerzo; aprender más lentamente, y están dejando la iniciativa a otros; no ahorran casi nada, o mucho menos de lo que quieren invertir y hacer; y su innovación ha descendido, excepto la vinculada al complejo militar-industrial, y para eso, no todo.

¿Y Europa, me preguntarán uds.? Europa son muchas situaciones, y mucha complejidad, para simplificarla en una palabra, pero si se puede hablar del país dominante y locomotora: Alemania que de alguna forma es “la patada a seguir”, utilizando el lenguaje del rugby. Pues Alemania empieza a estar agotada y saliéndose de la ruta. Esfuerzo, todavía mantiene a partir de su misma cultura dominante, y de las presiones del sistema político y empresarial, que “los hace trabajadores y productivos”, pero menos que en otras épocas. Aprendizaje siguen teniendo, pero no son demasiado imaginativos y se han cortado sus posibilidades. Resultan buenos en lo de siempre, pero malo en términos de nueva sociedad: no han evolucionado tanto como las propias necesidades. Ahorro, demasiado. Se han convertido en el ahorrador y rentista de Europa. Ahorran demasiado e invierten menos; invierten más en cosas ya experimentadas, que en novedades …. y eso les hace perder el tren. Se han hecho ya muy conformistas: su casita cerca del sol para jubilarse, sus buenas vacaciones, sus pensiones y fondos de pensiones, …. en fin …. en la inflexión hacia la decadencia. Y consecuentemente, innovan poco …. miras, por ejemplo, la educación y han cambiado tan poco …. es cierto que su modelo es eficiente y acertado, pero resulta algo anticuado, poco innovador …. como casi todo en Alemania, un poco provinciano.

Entradas relacionadas

Un comentario en «Esfuerzo, aprendizaje, ahorro, innovación»

  1. Si, sin duda, algo que todos sabemos, o que creemos saber, pero ….. a) no es tan fácil poner toda la energía en el esfuerzo y no en otras cosas; b) tampoco combinar el esfuerzo con aprendizaje consciente e inconsciente; c) ni que haciendo esfuerzos evidentes, y sintiendo que uno aprende, se preocupe de ahorrar más que de gastar; d) ni que habiendo ahorrado, invierta en sí mismo, en mejorar lo que tiene, y dar un paso más hacia la complejidad. No, y menos, conseguir que todo esto constituye una cadena de relaciones, donde si no se hace la anterior, resulta difícil pasar a la siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *