Pido disculpas a aquellos que han hecho comentarios en el blog y no han aparecido sus comentarios. Es tal la cantidad de spam que es imposible mirar uno a uno, si entre tantos “falsos mensajes”, hay un comentario que vale la pena. Hace tiempo que he dejado de hacerlo, porque me llevaba mucho tiempo …. Siento que los que me escriben comentarios -sólo aparecen automáticamente los que ya los han hecho y han sido aceptados- nuevos no pueda hacerlos aparecer. Es una lástima, pero 1000 mensajes falsos de spam cada día o más … hace imposible ir uno por uno seleccionando los comentarios que se hacen a mis entradas. El primero que lo siento soy yo, porque cuando hay comentarios, uno profundiza más los temas, o aporta cuestiones complementarias, gracias precisamente a la inteligencia latente y plasmada en cualquier aportación desde otros ángulos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *