– uno se esfuerza, y se pone a hacer, sintiendo la necesidad en el fondo de nuestro ser e intentando superarla

– se tira a la piscina, y aprovecha la experiencia para aprender, busca, encuentra y difunde, muestra su iniciativa, su capacidad para emprender y experimentar

– no sólo importo yo, sino también el otro; innovar sin el otro, no es más que egoísta y decepcionante

– no perdemos de vista el conjunto: acción local, comprensión global: siempre en entornos que tengan sentido, integrados, orientados socialmente.

– se camina hacia la identidad y el “conocerse a sí mismo”. Y no hay manera más interesante que escribir, escribir sobre todo, hasta copiar de otros, da lo mismo, pero escribir

– el conocimiento se construye y deconstruye con un grupo, si se aprende al tiempo a convivir, a ser un ser humano.

– se siente que todo es complejo y lo es a partir de sus diferencias y la necesidad de abordarlas con modelos transversales

– si se camina hacia la autoorganización, el autodesarrollo, que finalmente es la innovación.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *