A ver quién gana …..

Vengo todo el verano padeciendo el tráfico -mejor, tránsito- en Fortaleza. Me afecta tanto que he pensado mucho y muchas veces sobre el asunto, y en alguna medida, también en comparaciones con Madrid, donde normalmente resido.

Siempre he pensado que en Madrid el gran objetivo de los que van en coche es que no les pasen. Sin embargo, en Fortaleza, el objetivo es ir delante y ganar. Y aunque se parezca, finalmente es muy distinto. En Fortaleza son muy rápidos, también al salir del semáforo, parece -es- una carrera, y si no pisas el acelerador te pitan, más de uno siempre, y dos veces cada vez -pi-pi, pitidos cortos, y siempre dos-. Están como en alarma permanente, quieren ser los primeros, llegar los primeros, ponerse por delante, cruzarse aunque sólo quede un espacio para un coche, se cruzan ….. y además, hay muchas motos, muchísimas -y con el despegue brasileño, muchas más y más potentes que las que había hace años-. Las motos se cuelan entre los coches, siempre …. y cuando hay pequeños atascos, no sabes por dónde se van a colar, porque evidentemente tienen las mismas actitudes culturales que los automovilistas: ganar, ir de primeros, y sentirse mejores. En Madrid todo es más tranquilo, y en los semáforos se tarda en arrancar … y yo estoy seguro, de que buscan la manera de que el que está atrás no les adelante, como sea ….. como sea. Es otra forma de pensar …. ser primeros, porque no nos pasen. Tengo que reconocer que hace unos años era mucho peor, y que las cosas han mejorado ostensiblemente en los dos o tres años últimos. Y ahora me sorprendo a veces cuando veo que un coche se pone a la derecha para que tú pases.

Me he prometido decir algo sobre este asunto antes de regresar al origen de las obstrucciones. Tengo además que añadir que a mi me gusta conducir, y soy rápido y seguro en el volante- bueno, con los años voy perdiendo agilidad y atrevisimiento- y casi siempre soy más rápido: antes porque corría más, ahora porque corro mejor. Lo aclaro para que no se piense que tengo envidia de los que corren o de los que obstruyen el paso. Pero en ambos casos, son un poco “moscas cojoneras”, alteran muchísimo a cualquier persona, por muy equilibrada que sea.

Entradas relacionadas

10 comentarios en «A ver quién gana …..»

  1. Una vez, haciendo un curso para la Caixa, un director, me parece que de Málaga expresó una idea, que no sé si sería suya, pero la contó muy bien y yo la he repetido mucho, de que los conductores siempre los creemos perfectos. Si alguno nos pasa, decimos: “se va a matar”, y si lo pasamos con más o menos facilidad, decimos: “que lento”, o sea que somos perfectos ….. todos, también los que quieren siempre ganar y los que quieren que nadie les gane, poniéndose en medio y dificultando el tránsito.

  2. Por cierto vendría bien que revisáramos el diccionario y la práctica del mismo y empezásemos a decir TRÁNSITO en lugar de Tráfico. El tráfico es comercio, es intercambio, y el tránsito, pues eso, transitar, viajar …. etc. …. bueno, no lo he comprobado en el diccionario, pero llamamos Dirección General de Tráfico, aunque claro es un organismo vinculado a la guardia civil.

  3. La velocidad límite en ciudad en Fortaleza es de 60 km/hora, que me parece alta, sobre todo, si casi todos los que circulan van muy cerca de esa velocidad. Y sobre todo, los autobuses, los normales y los pequeños, que circulan llenos hasta la bandera de gente y a unas velocidades que te alucinan, sobre todo, cuando se ponen detrás de tí o te quieren pasar, a veces sólo con luces de posición y durante la noche ….. más de una vez recordé una película norteamericana en que un automovilista le hace algo inadecuado a un trucker y el trucker quiere y consigue pegarle por detrás y creo que al final arrasarlo. Es muy impresionante, sólo me ha impresionado igual en directo, cuando se ponía en las carreteras californianas, un hammer detrás de mí ….. y sentía que “bufaba”.

    Las distancias son muy cortas. Se nos decía cuando aprendíamos a conducir que si ibas a sesenta por hora, tenías que preservar una distancia de unos 6×6 = 36 metros. Aquí las distancias normalmente no son mayores de la longitud de un coche, como mucho diez metros.

    Tal vez, como decimos en España, todos quieren ser “fittipaldi”, y me temo que aquí con más razones porque el tal fittipaldi era si recuerdan mis lectores brasileño.

    Cuando pienso o escribo sobre esto, y pienso que lo hice hace un año, impactado por las emociones y tensiones derivadas de conducir en esta ciudad, recuerdo también la velocidad a la que van los taxis en Rio de Janeiro o en Recife -por la noche, claro, porque por el día, domina el atasco- y que la primera vez que fuí me sorprendí de que se saltasen los semáforos -después de las diez u once de la noche, parece ser que se pueden saltar los semáforos en rojo, siempre que no venga alguien que se cruce o haya peligro: las razones se explican por seguridad, dado que puede ser peligroso pararse en un semáforo de noche, eso me dijeron hace años, cuando vine las primeras veces-.

  4. El tránsito es muy rápido y los accidentes muchos. Muchos días los veo y siempre estoy preocupado porque ocurran, también conmigo, porque hay “muchas energías incontrolables” en el tránsito de esta ciudad.

    Por cierto, los pasos de peatones son muy pocos y hasta los semáforos están pensados para tránsito de coches, pero no para pasos peatonales. Esto lleva a que la gente pase la calzada -normalmente, de dos o tres vías en cada sentido- por cualquier sitio, lo que no sólo te puede impactar psicológicamente por el peligro que puede tener, sino que sin duda contribuye al número de accidentes.

    Claro que los que viven aquí piensan que son muy ágiles -y seguro que tienen cierta razón- para cruzar las calzadas. He querido comprobar los accidentes que se producían, atropellos y todo eso, pero no es una estadística fácil de acceder a ella. Alguna vez he sacado la impresión por algunos datos aislados de los Telediarios o periódicos que leo, que los accidentes deben ser unas cuatro o cinco veces más que en España, que ya son muchas, pero no puedo asegurarlo, aunque intuyo que “por ahí, por ahí ….”.

  5. Casi no hay rotondas, ese invento avanzado que nos ha permitido conducir con menos problemas, y bajar la velocidad media, pero asegurarnos de no tener tantos accidentes.

    Ahora, con el Mundial de 2014, están asfaltando muchas calles. Por una parte, es fabuloso, porque no hay tantos baches, pero por otra, la velocidad media ha aumentado, precisamente por la falta de obstáculos …..

    Casi 4 millones de coches más en este año.. En Sao Paulo no salen del atasco. La cifra es impresionante, claro, Brasil es un país emergente y se han desatado las ganas de tener coche, casa y electrónica. Y los coches aquí son caros, bastante más que en Europa; y los de segunda mano, muchísimo más caros. Ya me había olvidado de que eso era así por el otro lado del atlántico hace unos años.

  6. Por cierto, nadie puede dejar de seguir fabricando coches y más coches, y se ha mantenido el IPI -diferente, pero similar al IVA- reducido para no perder puestos de trabajo en la industria. Pero …. eso significa otros problemas … los mismos que padecemos en España por el exceso de parque automovilístico ….

  7. Brasil tiene cuatro veces más población que España. He visto una cifrra de muertos en carretera de 50.000 personas/año frente a 1.500. Por desgracia, no estaba muy desencaminado en mis apreciaciones hipotéticas que expreso en comentarios más arriba.

  8. Hoy lunes tuve una discusif3n en una fila, poqrue los cajeros eran lentos, y se estaban amotinando y aplaudiendo para protestar, les dije que ased es siempre en esa sucursal, filas de hora y media, y me dijeron: si no vas a apoyar ce1llate , les conteste bfsi no opinaba como ustedes debereda callarme?, quejarse es una tontereda si no vas a hacer nada, si el servicio es siempre ased bfque hacen alled?, bfporque contribuyen ocupando la caja como sitio de informacif3n?.Todos conocemos a alguien que hace cosas malas, y el como manejamos eso, es lo que no hace ser la sociedad que somos, bfque haredas si tu hermano es un ladrf3n?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *