6 años de blog (2006), 22 años de internet, 48 años de profesor universitario, y 68 (un número que me gusta, 1868, 1968) de vida …. Toda una vida …… Pero espero que quede todavía mucho tiempo para disfrutar.

Estoy pasando -¿quién lo diría?- la mejor época de mi vida:

– me siento libre -siento me he sentido así por mi rebeldía social-,
– me siento realizado en lo que hago -como profesor, como innovador, como amigo, como padre-,
– me siento muy enrollado con mi tiempo -más ganas que nunca de cambiar este modelo de vida que nos esclaviza, que nos empobrece como humanos, como personas-,
-me siento sólido, atrevido y coherente -dentro de que todos los días aprendo algo que no sabía- y
– me siento querido, muy querido (¡por fin, lo he conseguido! y deseo seguir así, conservar y mejorar lo que ahora siento y soy), muy querido por mi María, por mi pareja, también por mi familia, hijos/as y parejas respectivas, nietos y amigos.

Gracias a todos. Espero seguir disfrutando muchos años con todos vosotros.

Entradas relacionadas

6 comentarios en «Aniversario»

  1. En 6 años de blog, algo así como 2000 días y algo más, se han publicado dos mil y pico entradas, más o menos, una por cada día. No está mal. Se replicaron más de 5.000 comentarios y sigue sirviéndome de plataforma para reformular a partir de lo que vivo y de lo que ocurre, el modelo de innovación que ya está construído desde finales de los noventa, pero que ha ido evolucionando e innovándose poco a poco hasta el modelo actual.

    Fuentes: “Innovación y Gestión del conocimiento” (2006) como formulación más completa del modelo, pero hay muchas revisiones y ampliaciones del mismo. Ahora mismo estoy corrigiendo la última edición o reedición, recomponiendo alguno de sus elementos, a partir sobre todo, de lo que se desprende metodológicamente del mismo.

  2. ¿22 años de internet? Bueno, cuento no con los primeros encuentros que ya fueron a finales de los setenta con distintos niveles de aproximación telemáticos. A finales de los ochenta me “encontré” con el Instituto Català de Telemática Aplicada, dirigido por el que ha llegado a ser uno de mis grandes amigos, Santi Guillén (recomiendo su http://www.gentcreativa.com), y mi colaboración con esa institución en sus “Tallers”, experiencia extraordinariamente importante, asi como el trabajo que hicimos en la Asociación para la Innovación.

  3. 48 años como profesor, ¿cuántos cursos y cuántos alumnos han pasado por aulas donde he seguido aprendiendo? Alguna vez he tenido la tentación de “hacer la cuenta”, y me salían entre 6 y 8.000 estudiantes que pasaron por mis aulas. Sólo un curso, 1969-70 estuve fuera de la universidad. Y recuerdo especialmente dos momentos primarios: uno, fue en 1968-69 cuando la Facultad de Económicas de Barcelona me contrató para montar el curso de Estructura Económica de segundo. Era la primera vez que me enfrentaba al reto de una clase teórica, y además, en condiciones bien especiales: el catedrático que recientemente había obtenido de forma ciertamente poco adecuada la cátedra, fue expulsado por los alumnos (movimientos estudiantiles de 1968-69) y yo llegué con una recomendación de José Luis Sampedro, y me ofrecieron esa oportunidad. No la desaproveché, aún cuando tenía problemas para hacerlo, en función de la razón profesional básica por la que había tenido que trasladarme a Barcelona. Pude compatibilizarlo durante ese año, y la experiencia fue extraordinariamente importante para mí.
    El otro punto fue mi nombramiento como encargado de curso en 1970-71 de la cátedra de Samepedro en la Facultad de Ciencias Políticas de la UCM y el tremendo esfuerzo que tuvimos que hacer para construir un programa que fuera viable para nosotros y mínimamente satisfactorio para los estudiantes. Al final, y trabajando muy intensamente durante cinco años, nos convertimos en una especie de cátedra-líder sobre nuevas formas de educación en el aula, a partir de algunas aportaciones que ayudaron a transformar las formas tradicionales de enseñanza de nuestra facultad y también de la económicas.

  4. Me parece imposible. Cuando era pequeño, me dije: tengo que vivir hasta el año 2012 -no había ningún calendario ni predicción mayas por medio-, sólo era una intuición y un propósito. Hace años, me di unos años más, pero 2012 tiene mucho sentido en mi vida. Mi madre vivió 46 años, mi padre, cincuenta y tantos. Siempre he pensado que no viviría tanto como ya he vivido. Pero ahora me parecen pocos, porque en realidad, como siempre se dice, el tiempo pasa volando, y siempre es poco lo que se vive. Es maravilloso vivir. Es maravilloso ver como tienes cuatro hijos, el menor de los cuales cumplirá los 40 dentro de unos días, todos ellos bien emparejados, y cinco nietos, y todos están bien, y uno tiende a creer que están bien porque uno ha contribuido en algo a que estén bien. Es una pena que este país, y sobre todo, su lamentable clase dirigente, nos estropee un poco la perspectiva de futuro, porque sino, todo sería felicidad.

  5. Y hace años “encontré” un Nuevo Mundo, o como yo lo llamo, “el otro mundo” que ha llenado mi vida, complementándola con la alegría, la ternura y la comprensión de la que sólo capaces en Brasil. Es una de mis rememoranzas: nunca perder lo que has aprendido o hecho, y seguir, complementar, re-innovar, re-producir, ampliar …. y más que ampliar es ampliarte, seguir siendo el mismo, pero ser más completo, aunque todavía perfeccionable. En estas estoy.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *