Sabemos que aprender es estratégico, es un horizonte a largo plazo, y básico-esencial para cualquier sociedad, pero tal vez más para la nuestra.

LOGO_IV_Encuentro_DEF.png

Aprender a hacer, aprender a vivir, aprender a innovar, aprender a colaborar o a cooperar, aprender a ser amigo, aprender a ser hijo o padre o madre, aprender es esencial. Y las formas en que aprendemos normalmente las reproducimos. Si tenemos padres o profesores que nos mandan, tenderemos a rebelarnos y a mandar a otros y rechazar a los que nos mandaban, o lo que es peor, someternos y no ser libres, siendo dependientes de todos, incluidos los políticos, no siendo nosotros mismos.

Sabemos que si se enseña a participar, nos sentiremos mejor participando, porque en el fondo todos queremos cooperar y sentirnos en una comunidad con los otros -las excepciones no sólo confirman la regla, sino que son escasas-. Queremos participar, y muchas veces nadie nos enseña más que a competir, a luchar, a retar, a combatir contra otros que también son congéneres, hermanos y sobre todo, seres humanos, personas. No tiene sentido. Es preciso que aprendamos a cooperar, a intercambiar, a compartir, porque entonces aprenderemos mucho más, no sólo la forma de ser únicos y héroes, sino la forma de ser seres humanos, hombres o mujeres libres.

Y la libertad no es libertad si no se acompaña de la igualdad, de compartir espacios y conocer al otro, para de esa forma poder mejor comprenderlo y participar con él. Y la libertad no es libertad si, como decían los principios de la revolución francesa, no somos fraternos, solidarios, y nos apoyamos mutuamente. ¡Qué libertad es aquella que sólo pueden disfrutar los que tienen dinero o los que tienen poder para decidir y obligar a otros a ser dependientes de ellos! No hay libertad, si hay personas dependientes, semi-esclavas. La libertad se consigue cuando se comparte, cuando se comprende, cuando se siente uno comprometido con la sociedad y con el otro. Y, como decía Sábato, “el otro es el finalmente nos salva”.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *