perdidas.jpg

Había perdido mi blog ….. la migración de hosting me había dejado con el nombre y la contraseña para su acceso que no valían …. las últimas entradas ya no habían sido recogidas …. -como yo escribo directamente en el “write post”, había perdido hasta los originales de esas entradas que nunca volveré a ver- ….. pasaban los días y mis amigos, Paco y Paula trabajaban duramente para recuperar mis accesos y que pudiera nuevamente escribir ….. pero pasaban los días y pasaron tal vez más de diez días …. desde que los Reyes me dejaron el “carbón” de perder mis claves para acceder al blog.

Muchas sensaciones me invadieron, hasta la de pérdida total …. pensé en crear otro blog y como necesitaba escribir y publicar …. seguir publicando en otro soporte diferente …. no sabía que hacer, pero sí sentía lo que significa perder …. perder la memoria, perder el sentido de lo que haces, perder tu bitácora, perder tu espacio …. trabajado durante más de seis años …. -desde 2005 y con casi dos mil entradas y cinco mil y pico comentarios- ….. todo eso lo había perdido, o al menos, sentía que lo había perdido.

Mi móvil sonó a las diez y media de la noche …. nunca he recibido llamadas al móvil a esas horas, o si las había recibido sabía de quién eran …. era un número desconocido … me extrañó …. porque parecía que le interesaba hablar conmigo, pero yo no tenía controlado el teléfono, no era uno de mi lista de direcciones …. ¿quién sería? … en menos de un minuto volvió a sonar … inmediatamente, porque lo tenía en la mano, lo cogí y era Paula; Paula me decía que ya había resuelto el problema que nos había torturado durante más de diez días …. y ya podía acceder. Inmediatamente me puse delante del ordenador y lo comprobé …. dí un grito de alegría …. es como si me hubiera desprendido de un gran peso ……

Y curiosamente todos estos días necesitaba escribir …. lo echaba de menos, y de hecho escribí muchos proyectos y muchas cosas, pero seguía echando en falta, en pérdida, mi blog ….. y vuelvo a repetir, curiosamente en cuanto el blog quedó en vía libre y podía escribir …. de pronto, no sabía de qué escribir …. por eso estoy escribiendo esto ….

Un miedo a perder la memoria, un miedo a perder lo trabajado, un miedo a un cambio no previsto, el miedo que me paralizaba y me hacía desear intensamente tener a mi disposición el acceso para hacer una entrada, de pronto se convirtió en una especie de paralización en que no sabía de qué escribir …. ¡qué cosas, si, qué cosas!.

Lo peor de perder algo es sentir la pérdida …. el vacío que produce … igual que cuando se nos estropea la lavadora …. y tenemos una pila de ropa para lavar …. y no podemos ….. nos parece en ese momento que es lo peor que nos había podido pasar …. eso sentí yo también ….. que era inoportuno, que qué mala suerte tenía, que ahora precisamente que estaba en el mejor de los momentos para escribir …. yo qué sé cuantas cosas pensé …… Si, perder la memoria tiene que ser terrible. Ahora que ya paso casi de la edad de jubilación muchas veces pienso lo terrible que sería para mí perder mis facultades mentales. Mi cabeza trabaja ahora mucho mejor que cuando era mucho más joven, o que hace cinco años …. nunca estuve tan pletórico, tan lleno de relaciones, de complejidad, de buenas vibraciones y hasta de energía que ahora …. y me imagino lo que sería contraer un alzheimer o que me diera un golpe en la cabeza …. o quién sabe …. Esto he pensado mientras había perdido mis accesos al blog …… Gracias, Paula; gracias, Paco …… me habéis salvado.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *