Acción. ritmo, nacimiento (XIIIb)

Diapositiva4.JPG

4. Ya lo sabemos: la acción es motivadora, en tanto el pensamiento es más bien depresivo. En la vida, en el aula, en la organización tenemos que enfatizar en la acción, pero no una acción desprovista de “chicha”, sino una acción-investigación, es decir, una acción acompañada de procesos reflexivos paralelos, de conocimiento para hacerlo mejor, de estudio del error y de sus consecuencias, de reformulación de nuevas rutas …… la acción es tremendamente motivadora …. aún cuando uno se equivoca. Fomentar la acción, es fomentar el emprendimiento, es fomentar la vida misma, ….. pero en ningún caso es una locura … ni algo que no está pensado, ni algo que nace de las intuiciones ….. nada de eso: la acción en la vida y en el aula ha de ser planificada, ha de saberse por dónde empezar y por dónde seguir y acabar, ha de comprenderse en toda su dimensión …… y así ha de ser facilitada.

5. Ritmos, ritmos, ritmos ….. ¿qué es lo que nos gusta de la música? Su ritmo. ¿Qué nos gusta de las matemáticas? su ritmo ….. Necesitamos ritmo, y no todos los ritmos son iguales, ni tienen la misma intensidad o calor ….. cada momento necesita un ritmo, una gama de ritmos …. No se puede empezar “despendolado”, ni acabar aburrido. Si nos fijamos en la “música bien compuesta”, nos damos perfecta cuenta de lo que funciona mejor y nos hace mejores y nos hace sentir mejor: normalmente se empieza por un ritmo entre allegro y adagio; luego sigue un tiempo largo y más lento; más tarde hay un renacimiento del ritmo hasta “con moto” -tal vez- y por último, acabamos explotando, en una exponencial musical. Pues bien, para llegar al cuarto tiempo, es muy necesario empezar con cierto brio, pero sin excesos; tomarse un tiempo para ir asimilando y acomodándonos al proceso; y luego, brotará con facilidad el allegro y el principio de la exponencial …. al final, fuegos artificiales o naturales, como cada uno prefiera. El facilitador que no sepa de esto, se equivocará ….. Ni empezar demasiado rápido, ni evitar la pausa necesaria durante la conformación de las cosas, ni saltarse el “largo”, ni ……… Por el contrario, hacer que el ritmo sea parte de nuestra energía interior.

6. El facilitador como comadrona, en plan Sócrates, pero bastante menos ácido, tampoco es preciso que nos acaban haciendo beber cicuta por habernos pasado. El setting metodológico es muy importante saber mantenerlo, sobre todo, al principio, para que se “inocule” en el grupo, para que sea el grupo quién lo dirija al poco de empezar ….. Sólo incorporar en el grupo que necesita una metodología, y que hay que practicarla siempre o casi siempre …… es muchas veces suficiente. Pero no desde la maestría, sino desde la sugerencia, desde el saber que se quiere compartir y forjar un nuevo saber más perfeccionado ……..

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *