Desde el grupo …… (XII)

Generar espacios innovadores tiene su antesala en la remodelación de espacios de intercomunicación …. prefiero decir que la comunicación es la antesala de la innovación, pero resulta que el vocablo comunicación está demasiado monopolizado por el mundo de los mass media, por lo que siempre tengo que matizar.

Diapositiva38.jpg

La aplicación de una metodología de innovación comienza por la puesta en marcha de una metodología grupal. El grupo es el fondo del asunto, entre otras cosas, porque no por intentar trabajar en grupo se sabe -aunque sea una redundancia- cooperar y trabajar en grupo; ni tampoco por haber dirigido grupos o por haber ido a un curso, se sabe trabajar con el otro. El grupo es una cuestión de fondo, porque “no estamos”, “no sabemos”, no vivimos los grupos en nuestras culturas. Hay que aprehenderlos, hay que aplicarlos, hay que vivirlos, hay que experimentarlos, y todo eso con una metodología que no se olvide a la primera de cambio, sino que cale hasta los huesos de los participantes. Es más, un grupo que ha funcionado bien no es garantía para que vuelva a hacerlo, sin una revisión o supervisión o facilitación complementaria.

Los grupos hacen posible unas redes satisfactorias, unas redes que sientan las bases de la complejidad, en cierto modo parecida a la que vivimos en lo real. Las redes trabajadas grupalmente permiten acentuar la calidad y la intensidad de las intercomunicaciones y los intercambios, y esa es una buena plataforma para ganar en confianza entre los participantes, en una confianza no precisamente “celestial” o “mágica”, sino en una confianza profesional, en saber que los otros van a hacer lo que se espera que hagan y aún más.

La síntesis de todos estos factores antecedentes hace viable la captación de la experiencia, la experimentación viva y reflexionada … el aprendizaje en definitiva. Un aprendizaje que no sería tal si no fuera inmediatamente aplicable o hasta producto de una acción transformadora sobre lo real más inmediato. Sin duda, un tipo de aprendizaje así conlleva competencia, es decir, mejores competencias profesionales, mejores capacidades y más flexibilidad en su uso, mayor complejidad y alternativas, sobre todo auto-organizativas. Y esto es la antesala más inmediata de lo que llamamos innovación o innovación social.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *