Hace años, en una de mis visitas a California, se me “vino” un artículo a la cabeza, tal vez incitado por el entorno innovador que me rodeaba, y que contrastaba con lo que vivía comúnmente en mi residencia.

Diapositiva6.jpg

Lo pasé muy bien construyéndolo y al final, me lo publicaron en el Monográfico 8, de diciembre de 2003, en Revista de Investigación en Gestión de la Innovación y Tecnología que publicaba Madri+d y que pienso que todavía se puede encontrar en la red, aunque yo lo tenga en papel. El título: “Innovación, Conocimiento y Espacios de Aprendizaje: de los inhibidores a los sublimadores” trataba el tema de los límites conscientes e inconscientes a los procesos innovadores, y cómo se podían convertir a partir de sí mismos en posibilidades, adquiriendo así la categoría de sublimadores.

En realidad, viene a ser el principio de la autoorganización o autodesarrollo. No hay tanto que lamentarse de los límites, que son resistencias comunes, de todo tipo -burocráticas, institucionales, de poder, de jerarquía, de ignorancia …. etc.-, sino en que en ellas mismas están gérmenes que podemos identificar para transformar límite en oportunidad, o lo que era lo mismo en el artículo: inhibición en sublimación.

Aquí reproduzco una transparencia intenta representar esto que digo:
De la necesidad a la oportunidad …..
De la escasez a la superación …..
De la especialización a la complejidad …..
Del error al aprendizaje …..
De los problemas al intercambio y la cooperación …..
Los sublimadores serían como los facilitadores de estos procesos complejos y no siempre posibles. Por ejemplo, el error no es necesariamente fuente del aprendizaje, pero la reflexión desde el error, la comprensión de por qué nos hemos equivocado, permite aprender o al menos abrir nuevas puertas para hacerlo mejor …..Ese salto no es fácil, porque hay muchas interferencias en ese salto, y muchas resistencias hasta a aceptar el error …..

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *