2 comentarios en «Espiral del conocimiento (III)»

  1. Empezamos aprendiendo en la acción misma ….

    Nos adentramos en una aventura del saber, buscando, investigando, entreteniéndonos y a la vez esforzándonos, poniendo tiempo y trabajo, tiempo de trabajo, intensidad …… somos capaces entonces de definir más claramente nuestras necesidades … y esas necesidades promueven la necesidad de abordarlas con un proyecto, un proyecto innovador, un proyecto para desarrollar con otros, cooperando, en grupo ….. y a partir de ahí, el método de trabajo en grupo se convierte en la esencia de desarrollar un buen producto, haciendo las cosas bien, por supuesto, pero pensando en el otro, y a partir del otro, el otro que nos enseña a aprender y que nos permite enseñar aprendiendo ….. etc.

  2. Es decisivo el punto de partida, que como vemos no es una idea, no es nuestra imaginación, sino nuestra voluntad … no es nuestra inteligencia la que nos mueve, sino nuestra energía … nuestro impulso, nuestra fuerza para convertir las cosas, para aprender haciendo, si puede ser con otros, para sentirnos más acompañados, pero no queremos realizar “nuestra idea”, sino vagar hacia lo que es necesario y dedicarnos a ello, a conseguirlo, a transformar la necesidad en oportunidad, los límites en opciones ….. que nos proporcionan continuamente conocimiento y nuevas plataformas para cambiar, innovar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *