El 17 de mayo es el día “das letras galegas”, un día especial para nosotros, nuestra fiesta de la tierra, de la nación gallega. No conmemoramos guerras o liberaciones de otros, o apóstoles o dictadores o lo que sea, conmemoramos las letras, la literatura, la poesía, la prosa, …. todo aquello que nos ayuda a ser más …. y profundizar más en nosotros mismos.

No somos un pueblo guerrero, sino que todos los pueblos ancestrales y sabios, somos cercanos al viajante o al extranjero, amigables con los amigos y sociales, muy sociales ….. Además, estamos más en el mundo del trabajo que en el de la explotación y apropiación social vía guerra u otras formas de “desamortización” impuesta. Lo nuestro es lo nuestro, y como nos gusta, también nos gusta compartirlo.

Tengo que decir que las letras gallegas no son unas letras cualesquiera. Son unas grandes letras para un país pequeño, pero muy grandes. Nuestra poesía es excelente, y nuestros vates son de primerísimo nivel. Contamos con un premio Nobel, un gran escritor, Camilo José Cela, aunque polémico, pero lo polémico está implícito en ser gallego, porque ser gallego es ser diferente, y eso lleva a que bien uno o bien los otros polemicemos y no seamos del todo “al gusto del otro”. Una fuerte personalidad, abierta a todos, pero sabiendo de sus raíces, eso es lo que también somos. Si nos quieren y aceptan, somos amables, hasta muy amables, lo damos todo por el otro; si no nos quieren, obviamos la ignorancia …. y como dice el himno de Galicia: “mais so os ignorantes os feridos e rudos, embeciles e oscuros, non vos entenden non …..”. Si no nos entienden en general es porque no nos saben sentir, porque no comprenden que es más importante sentir que pensar, que el pensamiento nace de un sentimiento, a veces de necesidad y otras de indignación, pero es el sentir y nuestra voluntad los puntos de partida de las cosas. Si, por el contrario, se pone antes el “conocimiento” o la teoría, no se nos puede entender, porque somos un país sentido, lleno de gentes que sienten y que viven sintiendo, y que en su sufrimiento, a veces, y en sus alegrías, en otras ocasiones, van caminando y transformando su propia realidad. Nunca ha sido tan cierto que somos un pueblo complejo, un pueblo que no se puede simplificar, como muchas veces se ha hecho mirándonos desde lejos y con poco cariño. Somos una cultura fuerte, porque hemos pasado del estadio primitivo de la agresividad y nos movemos en unas aguas mas tranquilas y placenteras, aunque no siempre, pero la mayoría de las veces, y esperamos que otros países -algunos ya lo han comprendido- comprendan que es más razonable combinarse con la naturaleza, combinarse con los otros, combinarse con el mundo y ser al mismo tiempo gallegos y ciudadanos de la tierra, que seguir matando, agrediendo, o empujando a diestro y siniestro.

¡Por el día “das letras galegas”! Para que pueda ser ejemplo a imitar por otros pueblos y culturas, y aprendamos a vivir con los otros y valorar las diferencias, en vez de discriminarlas o perseguirlas.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «O día das letras galegas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *