2 comentarios en «Reprimir la emoción»

  1. Es grave para el que se ve impelido a hacerlo, porque el “contexto” le induce a ello; es grave para el conocimiento, que nunca llegará a ser una aproximación al pleno, sino que se quedará en fragmentos y en cosificaciones; es grave para la vida, porque no se puede vivir haciendo una cosa con una mano y haciendo otra con la otra. And so.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *