En el epílogo de mi libro: “Manifiestos para la Innovación Educativa” escribía:

eckmhul_2_tt.jpg

Los requisitos para conseguir un renacimiento de nuestro interés y de nuestros alumnos por aprender podían expresarse así:

1. Aprender es el horizonte, el objetivo estratégico. Aprender economía no es lo importante, sino aprender .

2. Hacer para aprender. La acción, si es propia mejor, nos engancha en lo que actuamos. La teoría nos fragmenta, y hasta nos dispersa y nos enfrenta .

3. El que tiene que aprender es el alumno y puede hacerlo desde su posición inicial de relativa ignorancia, pero de experiencia y energía para poder aprender . Es decir, el aprendizaje es más eficiente desde abajo. Y además, es más cierto, porque entonces se trata de un redescubrimiento del conocimiento. Buscar es el principio de aprender y de encontrar.

4. Para evitar la discriminación de “unos aprenden mucho, muchos aprenden poco” que produce el sistema dominante de aprendizaje, es preciso, hacer que los que aprenden mucho, puedan aprender más; y que los que aprenden poco, aprendan mucho. Y eso se consigue mediante la interrelación, la interdependencia, la interconexión entre los alumnos, en definitiva, mediante el grupo de trabajo. Trabajo-investigación en grupo conlleva multiplicar por mucho el aprendizaje individualizado, y además, favorece los procesos de intercambio, de comprensión, sociales, y hasta democráticos.

5. El aprendizaje no es algo que se haga en el aula y para siempre. Es una concepción del mundo, es una manera de hacer y de ser, es una forma de disfrutar y de vivir. El aprendizaje ha de abrir puertas, y abrirse a otros mundos .

6. Se aprende mejor haciendo el esfuerzo de enseñar, de comprometerse en el proceso de aprendizaje de los otros. Aprendemos más cuando tenemos que enseñar a otros lo que sabemos. Es más, a veces se aprende más sólo pudiendo expresar lo que sabemos en voz alta .

7. Se aprende más si la enseñanza es práctica, pero aún más si se vive, si se interactúa. La enseñanza práctica nos permite vivir en directo las cosas, y no me dirán que es lo mismo un vinilo que una actuación en vivo .

8. Se trata de aprender a partir de uno mismo, con otros, y haciendo, lo que hemos llamado: aprender haciendo-investigando en grupo . Aprender es buscar, aprender es recibir, aprender es aportar, aprender es cambiar, aprender es retar, aprender es vivir.

Entradas relacionadas

4 comentarios en «Renacer ….. aprender»

  1. Aprender economía no es lo importante, sino aprender …. aprendiendo, también se aprende economía y otras muchas cosas …. eso no nos “deslocaliza” de la especialización, sólo que entonces acompañamos lo especializado con “lo otro” y todo queda más rico … igual que ocurre con las fusiones ….., aunque claro, siempre habrá partidarios de “al pan, pan, y al vino, vino”. Es inevitable …. y también, seguro que tienen una parte de razón. Mi razón es la que expreso ….. ampliar el espacio de conocimiento, aprendiendo …. pero en cada clase ….

  2. Hacer, hacer, hacer … para aprender. Sin duda, la mejor forma de aprender es haciendo, intentándolo, rehaciendo, …. nos queda más grabado el aprendizaje …. Por eso tiene que primar la realidad, tiene que primar el aquí y ahora, tiene que primar el momento, tiene que primar la actualidad, tiene que primar la acción concreta, tiene que primar el ejemplo, tiene que primar el día a día, tiene que primar, en definitiva, la acción en el ahora, como formato principal del aprendizaje. Por supuesto, no es la única, pero es la más eficaz y además, la más satisfactoria. Casi siempre cuando hacemos algo, sonreímos …. mientras que la teoría nos deja serios y críticos, no siempre, pero sí muchas veces.

  3. No sirve con que yo, profesor, les ofrezca a los alumnos, una buena clase, bien organizada, producto de mi conocimiento y experiencia combinados; no basta que este plagada de ejemplos, de situaciones que pueden hacer más real y concreta la teoría expuesta, no basta ni siquiera que el profesor sea un apasionado y le guste lo que hace y nos tenga “embobados” con su palabra, …… no, aunque una buena clase siempre será una buena clase. Es preciso construir o deconstruir el conocimiento desde abajo, casi desde la ignorancia, desde los bajos del conocimiento, desde la experiencia misma de los que sobre todo tienen como tarea básica aprender. Ellos son el motor de este asunto del aprender … con ellos como “oidores”, con ellos como seres pasivos que toman apuntes, no avanzamos mucho, aunque la lección magistral sea auténticamente magistral, cosa que no es posible siempre y en cualquier clase, sino en alguna de ellas. Es más eficiente y más satisfactorio construir el conocimiento desde abajo, desde el desconocimiento, desde la sorpresa de encontrar algo distinto, desde la motivación de haber visto algo novedoso … que no conocíamos. Se empieza a nivel medio, se incita con un profesor facilitador, y se busca que sean los alumnos los que “produzcan conocimiento”. Tal y como también dice el KM ….. de esa forma, todo es más viable y más rico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *