Vamos chicos, al tostadero ……

Acabo de iniciar las actividades de un grupo abierto Linked-in sobre INNOVACIÓN SOCIAL. Esta es la reflexión inicial. Pienso que puede ser interesante reproducirla.

Ex_meteosat_020122_1400_vis.jpg

“Innovación social …. un gran tema … un tema que hasta se está poniendo de moda en los últimos tiempos, y muchas personas lo utilizan, porque suena bien …. lo cierto es que innovar socialmente es básicamente innovar. Si le hemos añadido un adjetivo no es más que porque cuando decimos innovación se entiende innovación tecnológica y no más. Y la innovación tecnológica, hay que decirlo bien alto y de una vez, no es más que una función del proceso realizado por personas y organizaciones -más personas y menos organizaciones- que deriva en artefactos y aparatos que tienden a hacernos la vida más fácil y productiva. Por tanto, antes de la innovación, tal y como se considera, la innovación tecnológica, está la innovación propiamente dicha, es decir, la innovación social, aquella que se realiza y es producto de la colaboración en función de necesidades concretas y que deriva en productos o servicios nuevos o relativamente nuevos que permiten una vida no siempre mejor, pero que al menos se utilizan para ello.

La innovación social es también un término que intenta dar transcendencia “social” a la innovación. El desarrollo de las fuerzas productivas, decía Marx y tenía mucha razón, condicionan de forma evidente las relaciones sociales en general y hasta la conciencia social y la cultura. Esto quiere decir que esas fuerzas son en gran medida incontrolables, una vez que se ponen en marcha, y el mecanismo que las pone en marcha es un mercado con orejeras y ciego que funciona por impulsos tensos, y que no hay ninguna razón para pensar que lo hace bien. Lo hace, es evidente, pero mal, al menos en términos sociales, ya que tiende a distribuir peor y peor la renta y la riqueza ….. es decir, va en contra de la mayoría de los seres humanos …. sólo algunos se benefician exponencialmente, los que tienen más. Eso lleva a que cuando elige determinada innovación para hacerla rentable, lo haga en función de esos criterios y el valor de una minoría rica no es el valor social perseguido, sólo el de ese sector o clase social concreta. De ahí que ahora hablemos por extensión de innovación social como aquella que no sólo es innovadora en sí misma y favorece los procesos de encuentro e interrelación entre las partes, la satisfacción de los participantes, y una alta motivación entre los partícipes, sino que se proyecta hacia la sociedad como conjunto, intentando desenvolver las posibilidades y capacidades de los que no son los más ricos, porque para ellos ya trabaja el mercado eficientemente.

Y hemos descubierto que cuando se ponen en marcha espacios de innovación entre los que no son la clase dominante y absorbente del mundo, los resultados son óptimos, son extraordinariamente positivos, y producen un alto grado de cambio social ….. y sobre todo, favorecen a los que los promueven de tal forma que se produce una especie de discriminación positiva y relativamente acelerada.

Para ello se utiliza la participación, el grupo de trabajo y los espacios de interrelación e intercomunicación, así como los avances del método científico aplicado a grupos y personas. Estos resultados son patentes, estan experimentados y podemos avanzar en ellos con relativa facilidad. El único “gran problema” es su potencialidad, ya que los miedos se adentran en las posiciones de poder, y aparece un rechazo institucional y organizacional y corporativo significativo de los miedos que esconde detrás. Facilitar espacios de conocimiento, de interrelación, de innovación es intensamente revolucionario, y eso sin salir a la calle para manifestarse, sino generando intensamente nuevas formas de colaboración y de conocimiento y experiencias, que aunque ya estaban en nosotros, casi nunca las habíamos experimentado”

Entradas relacionadas

Un comentario en «Vamos chicos, al tostadero ……»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *