Walden Bello pone las cosas sobre las íes …. analizando el sombrío panorama de la economía mundial a principios de este año.

isabel2_terra.jpg

Siento amargar los turrones a muchos de mis lectores, pero las cosas son como son, y no como queramos que sean. Una cosa es querer y otra es ser ….. moverse en el ser es difícil para todos … y más en un momento como éste en el que empezamos un nuevo año, pero mejor estar preparados y ser conscientes, que estar “en la inopia” y que luego nos llevemos sorpresas inadecuadas.

Entradas relacionadas

6 comentarios en «Los puntos sobre las ies»

  1. Primero, los países de más renta tienen muchos problemas que no van a resolver ni en el medio plazo … sino que probablemente se van a acentuar …. sin embargo, los países emergentes, sobre todo, China, van a seguir su fuerte senda de crecimiento económico.

  2. Segundo, las oportunidades de inversión están en los países emergentes, y no en los centrales. Esto quiere decir que las inversiones productivas van camino de los salarios bajos, y huyen de los salarios medios elevados de los países centrales. Eso produce un problema importante en los países centrales y en el imperio: no se invierte suficiente en generar empleo y por tanto, el paro aumenta, y los salarios interiores bajarán … o tenderán a bajar, en unos casos de forma muy fuerte y en otros de manera menos acentuada, pero siempre a la baja.
    Lo primero que se intentará bajar es el salario social, no sólo porque da oportunidades de inversión capitalista en el propio país, consiguiendo grandes beneficios de las privatizaciones, sino y sobre todo, porque es “menos fuerte electoralmente” que reducir directamente los salarios.

  3. Tercero, los precios van a subir en términos medios, y esto significará un descalabro más para la capacidad adquisitiva de los salarios en los países centrales. Además, en estos será preciso elevar impuestos, lo que redundará en un mayor incremento de precios …. en principio, el único precio que se mantendrá, porque es imposible bajarlo más, serán los intereses del capital. Eso todavía hará menos atractivas las inversiones dentro de los países centrales.

  4. Cuarto, se imponen por tanto políticas de mucha austeridad presupuestaria, con acentuación de los tipos fiscales. Esas políticas se verán además acentuadas por la subida de tipos y diferenciales en la emisión de deuda de buena parte de los países centrales, aquellos que son más débiles. Los costes financieros de la deuda se acentuarán y seguro que se tenderá a reducir el gasto social en salud, en educación y en medio ambiente.

  5. Quinto, y por no seguir, está implícita una deflación a escala mundial, aunque más acentuada en los países centrales, pero que también irá afectando paulatinamente a los periféricos más débiles. Se reducirá el comercio internacional y asistiremos a una década realmente difícil ….. porque está claro que los países centrales dificultarán y reducirán las importaciones, y por tanto, también acabará afectando a los emergentes …. menos fuertes o con costes salariales más altos o compromisos sociales de gasto mayores.

  6. Se acentuará la tendencia a radicalizar el espacio político. En los países centrales con gobiernos más bien hacia la derecha y algo más; en los periféricos también, y aquellos que sigan siendo de izquierdas o transformadores, sufrirán tanto el país como sus habitantes las consecuencias del bienestar social adquirido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *