“Los repetidores lastran el nivel del alumnado español”. Es indignante como se utilizan las estadísticas y como sirven al poder para quitarse responsabilidades de encima y la sociedad para evadirse de lo que es su cultura.

indignacion.jpg

Como siempre el Informe PISA nos pone en las antípodas de dónde razonablemente tendríamos que estar, es decir, abajo-abajo en términos de educación y de rendimiento educativo. Para hacernos una idea de las muchas estadísticas que comprende a partir de la investigación comparada que se hace cada equis tiempo, en matemáticas y en ciencias vamos muy a la cola de la Unión Europea. En el fondo, no son importantes las cifras ni los porcentajes, lo importante es que nuestra cultura no favorece la educación, y la educación que se imparte es “la que nos merecemos”, y además, la hemos bajado considerablemente y uniformado brutalmente.

Pero lo que entiendo que es el colmo es decir que la culpa la tienen los repetidores. Y yo me pregunto: ¿Es que el porcentaje de repetidores y el volumen total no es una consecuencia directa del sistema educativo y el poco interés que tenemos por aprender? Si hay muchos repetidores es porque “no le damos importancia” a la educación, como sociedad y cultura. Y si tenemos más repetidores que el resto será porque las familias tampoco le dan importancia, y porque tenemos un nivel más bajo de tipo educativo. Y no me extraña.

Nuestro sistema educativo es casi tomista, y hoy en día tomista-centralizado-repetitivo-antediluviano-acientifico-reproductor-aburrido y muchas cualificaciones más que no me voy a extender, porque serían interminables. Lo primero que tendríamos que plantearnos es por qué pensamos que educarse no sirve. Cuando era pequeño recuerdo el interés que mostraban mis padres por mi educación, por lo que había aprendido, por enfatizar en lengua y matemáticas, y así hacían todas las madres y todos los padres de mis amigos y compañeros. Esa sociedad, que era una sociedad sin recursos, pobre, quería más para sus hijos; quería que sus hijos fueran más que ellos -como tiene que ser-; quería que los chicos estudiasen y veía en el estudio una forma de ascenso y movilidad social. Mucho se ha deteriorado la educación ….. pero mucho. Seguro que también en otros países …. y no en otros. Finlandia, Holanda, Suecia, Noruega, etc. son países donde la cultura sigue preocupada por la educación, entre otras cosas, porque su experiencia en las aulas es de buena a muy buena. Sin embargo, esa no es la experiencia de los padres en las aulas españolas …… como mucho y cuando se pierde el sentido de lo inmediato le dan un aprobado raspado …. porque cuando eran alumnos en su gran mayoría habría hecho suspender al sistema educativo. Un sistema excesivamente jerarquizado, excesivamente unificado y unitario, excesivamente unidireccional, excesivamente teórico, excesivamente pensando en la nota, excesivamente poco profesional, excesivamente ……..

Si el representante del Ministerio en vez de buscar justificaciones lamentables sobre esos datos, como ha buscado, diciendo que “los repetidores lastran el nivel del alumnado español”, profundizase en lo que pasa en las aulas y fuera de ellas en la etapa de educación obligatoria, tal vez tuviéramos futuro, pero como ocurre con todos los representantes del poder, “se justifican”, cuando en el fondo ellos tampoco tienen una gran responsabilidad, porque están haciendo lo que pide la sociedad … una sociedad de seres dependientes, una sociedad de personas que valoran más un amigo que les enchufe que un esfuerzo de aprendizaje, una sociedad que sabe que al final su hijo se colocará porque tienen un amigo o un cuñado que les ayudará a colocarlo en un buen sitio, una sociedad que sólo busca que sus hijos tengan buenas notas, aunque las hayan conseguido con un mínimo esfuerzo, un profesorado poco profesional y desfasado -también porque el sistema está muy desfasado y en manos de personas poco capacitadas para desarrollarlo-, un alumnado que en general se inhibe del estudio o lo evita, sobre todo para tomarse unas copas o meterse cualquier drogazo para excitarse pero que no reconoce la sensación profunda que puede producir algo bien escrito, unos padres que no se preocupan debidamente de sus hijos, y que sólo piensan en que no les dejen mal con los amigos ….. -el sufrimiento de los padres tiene más que ver con la vergüenza de tener que hablarlo con los amigos cuando les preguntan, que con la importancia real que eso tiene para su chico o chica-.

En fin, me voy a callar …. porque es indignante que sepamos encontrar argumentos donde no los hay, y que los utilicemos para mensajes sociales e influencia social, que es un mal ejemplo más de lo que no hay que hacer. Ah, y la versión del periódico que he leído es plenamente justificativa y, en cierta medida, contraria a lo que supuestamente piensa y dice en muchos artículos y editoriales. Hasta los cuadros comparativos los ha elegido para no dar la sensación real de que estamos donde estamos porque las cosas se hacen mal, también por este Gobierno, también por este Gobierno, aunque no sea el único responsable o culpable de la situación …. pero ellos hacen cuadros para “ocultar” los datos que realmente sí significan algo del informe PISA.

Entradas relacionadas

3 comentarios en «Indignante»

  1. No es que yo sea un partidario obcecado con el Programa de Evaluación Internacional de Alumnos (PISA). Me parece errático, y demasiado cuantitativo. Todo aquello que se fundamenta en una parte del todo, acaba siendo errático, o con unos márgenes de error suficientes para hacer difíciles las comparaciones. De la cantidad no siempre se llega a la cualidad, a veces es preciso partir de lo cualitativo -la mayoría, en mi opinión- para complementar con lo cuantitativo, y resultar un análisis mucho más profundo que cuando se utilizan técnicas estrictamente cuantitativas …. y más si son medias.

    En este caso, la elección de la muestra y la plasmación de la misma, en si mismo, ya produce distorsión en los resultados y los análisis consiguientes basados en ellos.

    Dicho esto, para mí es evidente que los datos de PISA son buenos, aunque menos buenos de lo que tendrían que ser, es decir, entiendo que el nivel educativo español está sobrevalorado en el informe PISA, muy sobrevalorado. Los datos no reflejan las reales diferencias entre los países que ahí están reunidos ….. esos datos casi son una reunión en torno a la media …. cuando las diferencias son muy importantes.

    Ya los marginalistas dieron el papel debido a lo marginal, es decir, a ese poco que añadimos y que puede ser el que exprese mejor lo que está ocurriendo. Y aquí tendríamos que pararnos en un estudio más de las marginalidades que de las medias …. las medias no dicen la realidad.

    La realidad de la educación en España es muchísimo peor que lo que dicen las estadísticas.

  2. Totalmente de acuerdo contigo Roberto y me va pareciendo que nadie le quiere poner remedio. ¿Será que el conocimiento nos libera de la esclavitud y ‘ellos’ sólo buscan esclavos trabajadores y consumistas para aumentar sus beneficios?

    Un abrazo

Responder a Juanferpt Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *