Si, 1.500 entradas con esta misma.

images (2).jpg

Ésas son las cifras en cuatro años de vida de este blog. Algo más de una entrada diaria, con algunos picos donde se han producido hasta tres y cuatro por día, y otras etapas en que las entradas no se materializaban. La cifra de comentarios ha ido creciendo, también cuando cambié el sistema y “me empecé” a comentar a mí mismo, lo cual me ha añadido la posibilidad de hacer “piés de página” de las entradas. Esto aclara algunos contenidos y complementa con ejemplos y otras informaciones, el texto principal. Hace más fácil la escritura del texto principal o entrada, porque luego siempre se puede completar con los comentarios. Una media de casi 3 comentarios por entrada es una buena media, para un blog sobre innovación e innovación social, y que no toca el tema tecnolõgico ni sus artefactos en ninguna de sus vertientes.

Esta siendo una gran experiencia, pero tengo que reconocer que los últimos seis meses me ha resultado algo más pesada. Tal vez por la dificultad de profundizar sobre los temas y consolidarlos. Y también porque el modelo de blog se ha quedado parcialmente obsoleto en cuanto a prestaciones que tienen los blogs normales y que aquí resulta, segun los expertos, dificiles de implementar. Necesitaría más agilidad en la introducción de fotos y videos, un roll blogger, más variedad de colores y de imágenes …. etc. cosas que es posible conseguir en cualquier red social donde te ubiques. Pero no estoy muy animado a meterme en un proceso de cambio tecnológico que afecte a la estructura básica del blog. Para mi el blog es una forma de desahogo, de hacer fluir ideas o experiencias vinculadas que amplian, refutan o comprenden lo que está pasando, sin perder sus etapas de análisis de lo real y hasta de denuncia ….. en realidad, un blog es algo muy personal, pero personal en el sentido de vivencia que se comparte con mucha gente, y que puede contribuir a abrir diálogos y encuentros sobre otros temas.

Para mí sigue siendo un instrumento muy valioso, porque me permite expresar de forma ligera y rápida y consecuentemente, consolidar en mi ser, los pensamientos y reflexiones sobre lo que pasa en mi entorno y aún en mi mismo. Eso será social en la medida en que exista una correlación cierta con grupos y redes sociales con los que compartimos estas realidades.

Tengo que reconocer que hay etapas, sobre todo las veraniegas, en que es muy difícil mantener el ritmo de aportaciones, y otras, en que cuesta más trabajo, porque estás sólo metido en un proyecto y no hay todavía experiencias para ser contadas. Pero lo cierto es que el blog, mirando hacia atrás, no pensé que pudiera mantenerlo durante 4 años, casi día a día, lo cual no sólo es una gran dedicación, sino un espacio de aprendizaje de primer orden.

Suelo apreciar en mis clases que se necesita reflexionar sobre las experiencias para acabar generando conocimiento que realmente sea práctico e interesante y hasta compartible. El blog es el soporte sobre el que se puede ir forjando ese conocimiento, todos los días renovado. Además, permite recuperar la memoria de las cosas, o bien darle una vuelta a esa memoria, viéndola desde una nueva perspectiva ….. y ayudando así a que las vertientes de la realidad se enriquezcan con nuevos matices. Ha sido una gran experiencia, y todavía le queda, pienso yo, unos años de vida muy activa.

Entradas relacionadas

Un comentario en «1499 entradas y 4337 comentarios»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *