Directivo innovador

Un directivo ha de mirarse a sí mismo, ha de conocerse a sí mismo, y saber contemplar e interpretar sus debilidades, sus potencialidades, sus posibilidades y sus oportunidades, y en función de esto actuar, desarrollando el máximo sus competencias, y eso en los límites de la empresa y del estilo directivo en que se mueva.

pm-11160-large.jpg

La autocrítica es imprescindible: saber lo que hago bien y lo que hago mal. Pero la autocrítica no debe impedir que nos movamos, por exceso de perfeccionismo; ni tampoco debe desaparecer y ser sustituida por la complacencia. La autocrítica es un principio de superación, siempre que no se llegue a posiciones destructivas.

Es triste que muchos buenos potenciales directivos tengan que hacer tareas de sirvientes y subordinados y así hagan dinero, pero no avancen en su profesión. Y que conste que esto es lo que es eficiente para producir mejor, porque como se puede demostrar sólo las empresas monopolistas son capaces de funcionar tan ineficazmente que no altere su cuenta de resultados el hecho de que sus directivos no sean profesionales y tan sólo aficionados del poder y de la adhesión al poder.

Innovación (Aldebaran Innovation)

Entradas relacionadas

11 comentarios en «Directivo innovador»

  1. El directivo sufre porque se cree mas expuesto a la critica de otros de lo que realmente esta. Esta en ser emprendedor, ser fuertemente perfeccionista ….. mas exageradamente de lo necesario y de lo que ven los demas.

  2. La mejor inversion de un directivo es conocerse a si mismo. Usar de profesionales que le ayuden puede ser una formula mas o menos tradicional. Solo hay que ver los libros de Kets de Vries ….. pero ir consiguiendolo sobre la base del analisis y la comprension de lo que se hace y como se hace, y en que se esta uno equivocando, y eso hacerlo con otros, en plan semitransparente al menos, con luz y taquigrafos …. y si esos son los compañeros …. mucho mejor.

  3. Si un directivo dedica sus esfuerzos a consolidarse y no apearse de su consola, a conservar y fortalecer su posicion personal, los resultados se resienten. Y todo va aumentando en problemas segun se baja la escalera funcional y jerarquica.

  4. Todos realmente somos directivos, o jugamos ese role en uno o en otro momento. Por tanto, aprender a hacer con otros, aprender a dirigirse a uno mismo y a otros, es una tarea para seres humanos, no solo para empresarios o directivos.

  5. La excesiva supeditacion o dependencia resta calidad a un potencial directivo y le situa en una mala posicion para su futuro como tal. Y de eso, de supeditacion, de subordinacion y de dependencia, estan las organizaciones llenas. Es sin duda un gran freno a la iniciativa y a la libertad. Saber gestionar esa situacion es dificil, pero posible.

  6. Un buen directivo es como la mujer del cuadro, creo que de Gauguin, “se construye de trazos penosos”, pero su conjunto es bellisimo. Conocerse a si mismo es lo mismo, un camino lleno de dificultades, pero donde cada dificultad es una nueva oportunidad y va construyendo el conjunto.

  7. Llegar a ser directivo se aprende a partir de la experiencia con otros; tambien, aunque poco, de la formacion ad hoc. Pero es la experiencia trabajada, es la experiencia compartida, la que finalmente va construyendo nuestra calidad interna. Los espacios de intercambio y de trabajo en comun son decisivos en ese aprendizaje a partir de la experiencia y del grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *