Hace unos días se puso en contacto conmigo la directora de la biblioteca de Económicas, María Luisa Garcìa-Ochoa, invitándome a participar en un homenaje documental y bibliográfico a uno de mis maestros, el del mundo de la economìa y la Estructura Económica, José Luis Sampedro. Se me vino a la mente inmediatamente su “Realidad económica y Análisis estructural” (1959), transformación de lo que fué su memoria de cátedra, y que yo tuve como libro de texto, igual que mis compañeros, allá por los años sesenta y tres o así. Hacia tiempo que no lo volvía a repasar, a releer, pero me había quedado ese sabor de boca que te dan los libros no sólo bien escritos, sino que han tenido un gran papel en tu formación como persona y profesional. Y hice una relectura rápida, porque era uno de esos libros que había dedicado mucho tiempo, no sólo cuando lo tuve que estudiar, sino cuando lo tuve que impartir, como profesor de la asignatura. Voy a reproducir algunos de los párrafos que leí de ese libro en el acto que hoy se celebró en la Biblioteca de Económicas, que por cierto, han hecho una labor estupenda recopilando documentos de José Luis …. algunos de los cuales no había visto en directo, como he tenido ahora la oportunidad.

sampedro2.jpg

“¿Qué diría en estos tiempos aquel que, ante los primeros libros del maestro Gutenberg, se santiguó y declaró diabólica la invención de la imprenta? ¿Qué olor a azufre no creería percibir en la mecanografía, los multicopistas, las artes gráficas, los microfilms y todos los tremendos medios de multiplicar lo que sea? ¿Qué brazos desesperados no alzaría …….? …….
Más de una vez -y a lo peor este libro constituye una ocasión para el lector- uno piensa que al buen hombre no le faltaba razón. En todo caso, cada dìa estoy más convencido de que en este mundo actual, donde el telón de papel impreso nos separa constantemente de la percepción directa y auténtica, de ningún modo se debe recurrir a la imprenta sin causa justificada y sin la más inexcusable necesidad. Por eso, al incurrir ahora en tan grave responsabilidad, me importa mucho persuadir al lector de que me ha sido imposible evitarlo”

…….

“Me permitiré añadir, sin embargo, que este libro no es del todo ajeno a impulsos interiores, aún cuando su contenido no pretenda ser un mensaje importante. No en vano discurre sobre temas que me acosan por lo menos desde hace doce años, cuando el encargo de montar un curso de una disciplina tan nueva como la Estructura Económica tuvo para mí el resultado frecuente en tales casos: descubrir no sólo lo mucho que no se sabe, sino incluiso que no se sabe bastante lo que se sabe”

Este libro establece los fundamentos de la materia a la que he dedicado mi vida docente: la Estructura Económica. Y aunque muchas cosas se avanzaron desde el momento de ser escrito, es una fuente de motivaciones, de sugerencias, de impulsos hacia un espacio de aprendizaje permanente …. sobre esa materia y sobre las muchas que confluían en ella. Podíamos decir que es un “esfuerzo fundacional” que luego otros hemos ido perfeccionando y ampliando. Pero el esfuerzo creador, a la vez que científico, estaba ahí ….. en esos comienzos …. en ese prólogo que da sentido a lo que después vendría.

La Estructura Económica como economía alternativa, que todavía sigue siendo, al economics dominante. La Estructura Económica como sistema de interrelaciones entre personas y entre personas y cosas, la estructura como red, como red de interrelaciones sociales.

Releer ahora ese libro enseña todavía mucho, muchísimo …. y me permite recuperar una parte de mis raíces …. de la que nunca me he sentido alejado. Gracias, profesor, y ahora escritor, José Luis Sampedro, gracias.

Entradas relacionadas

14 comentarios en «Homenaje a Sampedro»

  1. Una cosa que he resaltado de Sampedro es como escribe, las formas …. casi siempre comienza como disculpandose de lo que va a decir, o hasta haciendo una previa-autocritica …. para luego, ir mostrando la razon de lo que dice …. al final, comenzar humildemente, tiene resultados …. porque es como si empezaras por abajo, desde lo mas hondo …. para ir remontando poco a poco y acabar en el cenit.

  2. Dijo alguien en este homenaje, me parece que fue Berzosa, que alguien le había advertido que no se podía ir a una tertulia con Sampedro, porque al final siempre “se chupa banquillo”, es decir, quedas en segundo término. Yo he ido una vez a una entrevista que le hacìan en Radio Nacional y no me costó nada adoptar la posición adecuada, es decir, la de segundón. Ya bastante que iba con él. Es un privilegio.

  3. Tal vez la frase más famosa atribuida a Sampedro es aquella que era conocida por todos los que estudiabamos y siguieron estudiando Económicas: “la estructura es lo que dura, lo demás es coyuntura”. En su cátedra, algunos profesores la convertimos en “la estructura es lo que dura, lo demás puta basura”, claro que esta si que no es propia del autor homenajeado …. pero si el correlato de su frase anterior.

  4. Me parece maravilloso aportar a las frases célebres, una que ya he citado en el texto anterior: DESCUBRIR NO SÓLO LO MUCHO QUE NO SE SABE, SINO INCLUSO QUE NO SE SABE BASTANTE DE LO QUE SE SABE. Es una especie de prolongación del famoso: “sólo sé que no sé nada” de Sócrates.

  5. Vuelvo a dar las gracias a Roberto por su participación y por compartir documentos y reflexiones que aumentan la calidad del evento que ayer realizamos.

Responder a C.Horta Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *