Me he puesto a caminar y me he dado una serie de explicaciones sobre mi resistencia radical ante el poder.

1. No soporto la arbitrariedad ….en que se mueve … existan leyes o no existan ……

2. No me gusta, por supuesto, ver a personajes aceptados como inviolables por la ley …. me indigna.

3. No soporto la injusticia …. tal vez porque la he vivido directa o indirectamente en mis carnes.

4. Tampoco soporto las ordenes …. alteran mi comportamiento y tiendo a saltarmelas ….. tal vez por eso me dedico a la enseñanza universitaria ….

5. No soporto en mi los rasgos que he citado de autoridad y poder.

6. Y pienso que todos seriamos mas felices si desarrollaramos las muchas potencialidades que tenemos …. en libertad.

Entradas relacionadas

7 comentarios en «El Poder y yo»

  1. Poder y arbitrariedad siempre van ligadas …. aunque el poder sea muy equilibrado, siempre tiene un toque de arbitrariedad …. Y desde luego, de ese poder perfecto no disponemos casi nunca.

  2. La inviolabilidad ante la ley genera ejemplo social, a nivel individual, de grupo social y colectivo. Siempre es una referencia, un mal ejemplo, un mal ejemplo social. En la Constitucion del 77 aparece esa inviolabilidad qeu no nos hace iguales ante la ley.

  3. El poder esta intrinsecamente ligado a la justicia. No cabe duda, cuanto mas arbitrario es, mas arbitraria acaba siendo o es la justicia. La injusticia es una consecuencia del Poder. Asi lo veo yo, tan simple, pero tal vez tan cierto. La justicia justifica el poder en la mayoria de sus actos, de hecho es un supuesto -que no siempre lo es- poder del Estado. Su independencia es mas que discutible y su objetividad tambien. No es que yo piense que sea posible la objetividad, pero al menos una cierta neutralidad dentro de la subjetividad o intersubjetividad en que finalmente nos movemos todos. Pero lo cierto es que vemos tantos y tantos ejemplos de injusticia derivada de la Justicia que ya casi ni nos sorprenden.

  4. No, no soporto las ordenes … porque una orden, una expresion de autoridad suele ser algo que normalmente no ha sido consensuado de ninguna forma, sino que responde al poder que emana de algo provisional que mañana puede cambiar … y sin embargo, el sujeto que las da o las impone suele creerse que su comportamiento responde a una verdad universal …. No me gustan las ordenes, ni los que se dedican a mandar.

  5. Es cierto que uno se contagia en alguno de sus comportamientos de ese estado social que es el poder y la autoridad. Cuando me contemplo a mi mismo en una situacion parecida, necesito de un analisis en profundidad para ver si puedo rectificar, al menos hacerme perdonar, o si puedo, cambiar mi comportamiento para otra ocasion ….. No soporto en mi esa arbitrariedad … y sin embargo, tambien existe.

  6. Estoy convencido de que todos seriamos mas felices tratandonos mejor y mas equilibradamente. Es dificil, pero no imposible. La libertad de cada uno tiene que dejar de serlo cuando afecte negativamente a cualquier otro …. poco a poco lo aprenderemos … eso espero.

  7. Hoy te veo especialmente ácrata… y por tanto agradablemente cercano. Hoy soy yo el que no tiene nada que añadir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.