Una de las cosas del autentico Gran Hermano, el de Orwell 1984 es …. que desaparece toda la información cuando uno de los paises cambia de posicion respecto al otro, es decir, que si eramos amigos y ahora somos enemigos, no aparece nada de lo que habia sido nuestra amistad … Una cosa parecida pasa demasiadas veces con las parejas que se separan … igualmente, el recuerdo se convierte en odioso y “se borra” una pagina de la vida, que a veces es una pagina muy amplia, de muchos anos. Es una locura, pero es asi. De la misma forma ocurre en facebook. Alguien te borra y todo lo que habia escrito se borra, desaparece como si hubiese sido tragad@ por la tierra …. Pues si me permiten: SIN MEMORIA NO HAY APRENDIZAJE …. es una pena.

Entradas relacionadas

15 comentarios en «Gran hermano»

  1. O cuando alguien decide, que es el caso analizado, desaparecer sin mayor explicacion …. solo por el capricho de desaparecer. El sistema capitalista esta preparado para anular la memoria …. no es sin embargo demasiado proclive a conservarla, y sin memoria no hay aprendizaje y sin aprendizaje no hay conocimiento.

  2. Descubrí el valor de la memoria colectiva en el curso que nos diste. Orwell hace otra entretenida reflexión sobre el mismo tema en su fábula Rebelión en la Granja, cuando los Cerdos -los más inteligentes de entre los animales- van modificando las ‘Leyes’ animales pintadas en una pared de la Granja, conforme les conviene.

  3. Facebook tiene ese riesgo, para el trabajo en grupo. Los comentarios desaparecen, las conversaciones quedan amputadas, como si de tablillas babilónicas de barro cibernético se trataran. Es como recrear lo peor de la des-Historia en la construcción del nuevo conocimiento.

  4. Sus servidores juegan muchas malas pasadas -recuerda aquella disociación temporal entre mensajes que mantuvimos hace unas semanas, o cómo simplemente dejan de publicarse mensajes elaborados-. Me parece una buena herramienta para compartir enlaces fácilmente (como tú haces con tu blog), pero probablemente es mejorable como lugar de trabajo.

  5. Orwell estaba muy preocupado por los estalinistas, porque los habia sufrido cuando estuvo en España en las brigadas internacionales .. siendo parte del POUM, y siendo perseguido fuertemente por los comunistas, en aquel momento, estalinistas. De ahi su “Rebelion en la granja”, y tambien tal vez su “1984”. Sabes que los troskos y los anarquistas sufrieron mucho en la revolucion que tambien era suya, y acabo siendo monopolizada por los leninistas y posteriormente por su sucesor.

  6. De todos los defectos humanos, el que más trabajo me cuesta calzarte es la envidia, así que no cuela 😉

  7. Cada vez estoy más convencido de que hay que recuperar la anarquía ilustrada. Supongo que es la reacción a la sinrazón actual, el desgobierno de gobierno y oposición, corruptelas para todos los partidos -de izquierda a derecha y de arriba a abajo-.

  8. Creo firmemente en la capacidad del ser humano de saber lo que es mejor para sí mismo y para su prójimo… si conseguimos que vea al otro como prójimo. Nadie tiene que explicarme que está mal quitarle la comida a mi hijo. Sin embargo, simplemente una capa de mugre en la cara, una ropa extraña, un lenguaje ajeno, y soy capaz de igualar los derechos del resto de los seres humanos con los de los perros o los toros.

  9. Nuestro problema es de conciencia planetaria, como dice Morin. Sabernos Humanidad, en lugar de acúmulo de hombres. Acercarnos, tocarnos, mancharnos de suciedad y lágrimas, sentir el hedor a pobredumbre, pero también de vitalidad, de otras formas de ser humano, de llorar con la madre que ve a su hijo deshacerse en diarrea hasta morir… en lugar de decir aquel cruel ‘están acostumbrados’

  10. Creo en la Anarquía ilustrada, no en el anarkosindicalista protestón quemacubos y camorrista. Recelo de órdenes establecidos que impiden disfrutar, sentir, buscar, sufrir, al hombre actual. Huyo de los idealismos y los Walhalla, Paraísos, y demás futuribles que aturden nuestros sentidos y nos impiden ser hoy, con la promesa del mañana, y sirven de coartada para mantener el ‘status quo’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *