Me preocupan las nuevas estrategias …. de explotación …. derivadas de la acentuación de la crisis económica … en las que todo empieza a valer para explotar aún más a los trabajadores.

He reflexionado sobre una que me parece significativa, y aunque no es nueva, puede constituir un ejemplo que van a seguir copiando las empresas. Resulta que el gran problema de las empresas es vender, la llamada presión para vender … ya sabemos que el sistema puede producir mucho y bastante barato, pero no genera al mismo tiempo rentas suficientes para comprar, es decir, la demanda se convierte constante y estructuralmente en menor que la oferta … y eso lleva a que el sistema esté siempre preocupado por vender y vender y vender … porque nunca saca adelante sus stocks …. Cuando hay crisis, esto se acentúa y mucho, y eso quiere decir que las empresas, normalmente poco preocupadas por los clientes, sobre todo si tienen una posición ventajosa de monopolio, que es en muchos casos y en las llamadas grandes corporaciones, las empresas necesitan “hacerle la coba” a los clientes para que estos compren más de lo que realmente necesitan. Les atacan con más publicidad, les hacen vivir momentos maravillosos montando en uno de sus coches, les llevan a la máxima belleza cuando utilizan sus productos cosméticos, etc. También les atacan con más plazos … .bien pidiéndolos en los bancos, que también están ahí a la espera del crédito o préstamo correspondiente, para ganar dinerito, sino también con plazos que ellas mismas financian, y sobre todo con tarjetas de crédito, de débito o de lo que sea. …. todo lo que sea adelantar el consumo es bueno para un sistema siempre agobiado por su tendencia a la crisis de sobreproduccion, como decía Marx o de insufiencia de demanda efectiva, como decía Keynes, ….. los stocks … en epoca de crisis aumentan y hay que buscar salidas y facilidades para que los clientes los compren ….. como sea.

Bueno, entonces nos encontramos con empresas que en estas epocas han de acentuar su orientacion al cliente. Y intentan, al menos hasta que compra, decirle que si a todo, el cliente siempre tiene la razón …. siempre …. pero siempre hasta después de que compra …. luego ya nunca tiene la razón si protesta o si quiere cambiar las cosas o si quiere que le devuelvan el dinero porque se siente engañado. A mi me ha pasado tener dificultades hasta en El Corte Inglés, con eso de devolverme el dinero, o sea que se puede creer que hasta que compramos somos reyes …. pero cuando compramos somos unos mierditas, y aun encima molestos.

Bueno, esto es solo una introducción sobre lo que quería hablar. Resulta que ahora el cliente tiene que ser el rey, por decreto-ley de las empresas necesitadas en que les compren lo que venden. Y entonces viene “la nueva vuelta de rosca de la explotación”: los trabajadores se han de convertir en auténticos esclavos de los clientes y de sus caprichos …. y si no lo son, son despedidos. No valen argumetos, no valen razones, no valen realidades, …. la única realidad es que el cliente siempre tiene razón y aunque proteste sin razón, ni sin sentido, sea un caprichoso impresentable o hasta sea un ser antisocial … es preciso atenderlo y eso requiere tiempo, paciencia, arte, capacidad y otras muchas cosas de los empleados que ahora reciben una presión más y se sienten como en un sandwich, entre la necesidad de vender de sus jefes y los encaprichados clientes ….. al final, tienen que dedicar más horas para mantener su puesto, tienen que estar más sometidos a los caprichos no solo de los clientes, sino de sus jefes que ahora son mucho más exigentes, faltos de educación y autoritarios …. sin razones, sin nada que les apoye, solo la necesidad de vender ….. que cosas … que cosas …..

Y que puede hacer el trabajador? Pues cada vez menos. Si protesta al jefe o al cliente, se va a la calle, y no importa que lleve años, que sea un buen profesional, que sepa como tratar a todo el mudno, que sea una buena persona, todo se diluye si se equivoca en el trato con el jefe autoritario o con el cliente caprichoso ….. impresionante como nos tienen pillados. Por tanto, no puede protestar, porque será “fulminado” por el sistema. No puede tampoco asociarse con otros, porque estaría mal visto por la empresa …. como va a emplear a alguien que quiere defenderse “de lo que hay que hacer, atender al cliente”, y no puede protestar al Estado …. o la justicia porque las leyes poco a poco van acomodándose a las necesidades del sistema y cada vez nos parecemos más al nucleo central del capitalismo, a los USA, ese lugar donde personas de ochenta años tienen que seguir trabajando muchas horas diarias para poder sobrevivir … porque no existe para ellos casi ni la más mínima protección. Por desgracia, hacia eso vamos, o no es verdad?

Nuevas estrategias de explotación.

Entradas relacionadas

2 comentarios en «Nuevas estrategias»

  1. Las empresas tienen que vender … todo … a poder ser …. y seguir vendiendo todo …. no pueden dejar de vender, es lo que se llama la presión para vender, que puso en un libro el economista japonés Shigeto Tsuru: Adónde va el capitalismo?. No era una idea nueva, pero era una idea más y más acuciante. En los principios del capitalismo industrial … la presión era menor ….pero se ha ido acentuando. La introducción de la publicidad, del marketing, la creación de deseos innecesarios, la ampliación y adelantamiento del crédito, la financiación a más y más años …. se han convertido en las técnicas que poco a poco el capitalismo ha tenido que ir incorporando para seguir vendiendo al ritmo que precisa. Pero hay un problema, un problema estratégico, un problema de base, un gran problema, y es que genera menos rentas disponibles para comprar de los costes y volumen de precios de los bienes producidos … y eso lleva constantemente a un gap estructural, y ese gap se convierte muchas veces en la manifestación más significativa de crisis-depresión del sistema, como ocurre ahora. A eso se le ha dado en llamar: crisis de sobreproducción, en los términos más correctos; o para economistas más light y keynesianos: insuficiencia de la demanda efectiva. Pero el tema ya estaba en el estado estacionario de David Ricardo …. o sea que ya en los comienzos de la revolución industrial … se abordaba este tema como un tema que era propio del sistema que estaba accediendo al poder ….. y sin embargo, hoy en día tiende a ocultarse, no le damos importancia, y sigue teniendo sin embargo la mayor transcendencias … y porque no lo tenemos muy en cuanta, dado que tanto Ricardo, como Marx o como Keynes “están pasados de moda” por el neoliberralismo imperante …. es por lo que no saldremos de esta crisis-depresión que nos oprime.

  2. Lsa primer estrategia empresarial para enfrentar las crisis-depresiones es bajar sus costes … casi siempre despidiendo gente o haciendolos trabajar a tiempo parcial o hasta pagarles menos o hasta dejar de contratar nuevos, o hasta hacerles trabajar a los que quedan mucho más. En el fondo está el coste por unidad producida, que es lo que hay que bajar, como sea, para ser más competitivos que el vecino y poder así mantener o ampliar las cuotas de mercado que ya están en nuestro poder. Tirar para abajo los costes por unidad producida tiene casi el mismo sentido que bajar los costes laborales por unidad producida, y le llamamos aumentar la productividad, y consiguientemente, la competitividad de las empresas … que lo logran, y que son las que van a salir mejor paradas de la crsis-depresion. Y de eso es de lo que se trata actualmente, como bajos los costes salariales unitarios o como alternatimente aumentamos la explotación y por tanto, la productividad de los trabajadores???? Esa es la cuestión que se dilucida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *