“La edad y la experiencia nos aportan los conocimientos necesarios para incrementar las virtudes y serenar nuestros pensamientos; pero sobre todo: nos enseñan a disimular nuestros defectos” Lo he tomado de un blog de un reciente amigo en facebook. …..

Realmente ni nos damos cuenta de que cada día somos más mayores …. pero si es cierto que sabemos mejor conocernos, sabemos más disimularlos … en nuestros grandísimos defectos y hasta somos capaces de colorear nuestras ya blancas y totales canas.

Si, la experiencia es decisiva, mucho más que la ciencia. Porque la experiencia hay que vivirla, y la ciencia puede ser condensada por otros para que nosotros la aprendamos y la repitamos o la reconformemos. Pero la experiencia no. Es cierto que se puede recomendar a alguien mãs joven: no hagas eso, o haz eso …. pero en el fondo es una gran tontería … no conocerá hasta que no pruebe, que pruebe …. sino …. nunca conocerá … porque finalmente y como a mí me gusta decir: la experiencia es la madre de la ciencia … y si no hay experiencia no hay ciencia …. o se queda apagada … por tanto, vivamos …. vivamos y experimentemos …. la vida es experiencia …. la ciencia sólo viene después.

Entradas relacionadas

7 comentarios en «Edad»

  1. No volvemos a cumplir los mismos años …. nunca …. el tiempo nos lleva hacia adelante … y dicen que eso se compensa con experiencia. Sin duda es así, pero tampoco siempre ni al ritmo que parecería adecuado. En realidad, se aprovecha muy poco de la experiencia que hemos vivido. Por qué? porque prácticamente no hacemos nada por analizarla, por comprenderla, por darnos cuenta de lo que nos enseña y por aplicarla en nuestra vida siguiente. Quién lleva un diario? pocos … y los que lo llevan, no suelen hablar consigo mismos, de su experiencia que es lo que finalmente vale, sino de cosas que se les ocurren, como es en los blogs. … cosas más o menos simpáticas o repeticiones de cosas …. pero poca experiencia, poco aprender de lo que nos ha pasado …. por eso, aunque uno tenga muchos años …no hay una equivalencia en experiencia del mismo tamaño, sino casi siempre mucho menor.

  2. Experimentar … es otra cosa … experimentar es cuando nos proponemos algo y lo hacemos siendo conscientes de lo que buscamos, de lo que queremos y de lo que está pasando. Hacer consciente la experiencia es una forma estupenda de experimentar y de innovar. Nos proponemos algo, lo planificamos, lo hacemos y lo vamos observando y analizando, segun va ocurriendo. El resultado es espectacular …. sorprendente para nosotros mismos. De hecho, así se construye la ciencia. Una hipótesis, un plan de acción … una acción, una observación participante, unos resultados, una evaluación final … y luego, a escribir lo que ha ocurrido y a sintetizar lo que hemos aprendido.

  3. La edad nos resta facultades …. quien lo niegue … no tiene ni idea de nada …. nos hacemos mayores … y en la medida en que eso ocurre no sólo l os otros nos miran de otra manera, sino que nosotros empezamos a hacer las cosas con más calma, con más parsimonia, a nuestro ritmo …. puede ser estupendo igual, pero hay otro ritmo ….. hemos dejado -casi siempre- de lado, las urgencias del pasado, cuando éramos más jóvenes, y nos hemos establecido en un ritmo más razonable, un ritmo en el que hasta es posible pensar haciendo cosas …. cosa que no ocurre, si corremos demasiado. Pensar al hacer es lo que da ventaja a los que tenemos ya que ir a un ritmo menor …. porque eso nos hace más conscientes, más sabios, y hasta más tranquilos y menos alterables por el medio. Aún así seguimos sufriendo las consecuencias psiquicas de un atasco …. aunque tal vez un poco menos.

  4. Y ya se sabe: vísteme despacio que tengo prisa, dicen que decía Felipe II. Eso quiere decir que ahora …. vamos más despacio, pero llegamos muchas veces antes …. como la tortuga del mito que ganaba a la liebre ….. llegar antes no es llegar antes, sino llegar bien … y no necesitamos acelerarnos para llegar a la hora … siempre que sepamos que hay que planificar la hora …. y llegar precisamente con ese tiempo de margen que impide llegar tarde …. pero que los que quieren hacer muchas cosas al tiempo, siempre llegan …. llegan tarde porque no se focalizan, no se concentran …. y no tienen conciencia de lo que son, creen que son más de lo que son. Sólo se acaba sabiendo eso … cuando uno empieza a ser sabio y a pensar que lo mejor es partir siempre de la humildad de que no es tan fácil llegar al tiempo como nos proponemos…. y que siempre hay incertidumbres y alteraciones en el camino, que pueden romper nuestra ruta ….. porque tenemos experiencia lo sabemos …. y porque tenemos experiencia es por lo que llegamos casi siempre a la hora fijada …. mientras que las liebres tardan y tardan mucho más …. porque no se han dado cuenta de que las cosas no son tan fáciles, ni ellos tan ágiles y potentes como creían.

  5. Por eso, la edad es estupenda…. porque vives mucho más intensamente todo …. todo …. y a eso ayuda que tienes el tiempo más contado …. te planteas el tiempo que te queda y eso hace …. que seas consciente de que tu tiempo está limitado … y por tanto, hay que aprovecharlo mejor, no podemos desperdiciar nuestro tiempo …. y así vivimos mucho mejor, más intensamente, hacemos las cosas muchísimo mejor -y repito, por si no se me ha leído bien: TODAS- y llegamos a tiempo de lo que nos proponemos.

  6. Hoy me levanto de la cama con mucha más energía que hace veinte o treinta años ….. pero lo hago con más cuidado …. antes hasta alguna vez podía tropezar … o hasta marearme por levantar mi cabeza de la almohada demasiado rápido … ahora eso ya no me ocurre …. me levanto plenamente energético, sabiendo que hoy va a ser un gran día, un día estupendo, el mejor de mi vida …. y mañana lo será aún mejor … y así, siempre que exista un mañana, porque eso significa vivir el día a día, carpe diem, vivir intensamente cada momento, y esa intensidad hace que uno haga muchísimas más cosas en menos tiempo … y sin casi ningún esfuerzo ….. No nos imaginamos lo que podemos hacer hasta que no lo intentamos …. la verdad es que muchas veces parecemos super-hombres nietzschianos y otras, si no queremos, podemos ser pobres marginales llenos de enfermedades …. que queremos ser? That´s the question, decía Shakespeare.

  7. Me ha encantado este tema…Yo no tengo mucha experiencia para hablar sobre ello, pero también pienso que la experiencia es decisiva, mucho más que la ciencia…Los errores son necesarios para avanzar…Tenemos que arriesgar, entonces nos equivoraremos o no; Pero a base de cometer errores, progresamos…
    Quien nada hace, nada yerra.
    Cierto, con los años llegamos a relativizarlo todo…Todos cambiamos y dejamos de ser la misma persona…A penas damos importancia a problemas del pasado, contemplados con la distancia de los años…Por éso, pienso, que deberíamos proyectar en el tiempo nuestras preocupaciones, y acabaríamos viéndolas en su propia insignificancia…
    Sí, la experiencia de los años da sosiego, y se disfruta más del presente…Como decía García Lorca: Èsperando, el nudo se deshace, y la fruta madura´.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *