Con este mismo título, abordé el tema de lo que pienso que no hay que hacer … para innovar hace ya unos años … ahora lo recupero …. porque me permite profundizar un poco más.

“La inteligencia emocional puede tener grandes efectos sobre los factores críticos de éxito en una carrera profesional, como lo son:
· La toma de decisiones.
· El liderazgo.
· La comunicación.
· Las relaciones de trabajo en equipo.
· La lealtad de los clientes.
· La creatividad y la innovación”

Leo esto en internet …. Lo primero que pienso es: cualquier cosa vale, si la ponemos en una relación amplia, en este caso de seis factores. No voy a indicar la fuente, porque para qué, en realidad, es una mala copia, si, es lo que tiene internet, todos pueden copiarse, sin saber finalmente donde estaba la idea original, si es que había idea, que muchas veces no la hay. Muchas veces sólo se trata de hacer una entrada, porque “lo exije el patrón o el guión”.

Aquí no hay ideas -desde luego, innovadoras-, sino tradicionales y en formato tradicional. Todo esto se encuadra en un artículo sobre creatividad empresarial, que se adorna con un gran cerebro lleno de gente, que se supone que son los trabajadores de la empresa-cerebro. ¡Qué bárbaro!

No vale la pena entrar en detalles, mejor no darle difusión, sólo utilizarlo como palanca para pensar.

¿Factores críticos de éxito en una carrera profesional? Y todo merced a la “inteligencia emocional”.

Fijémonos primero en el orden.

El primer factor es “la toma de decisiones”. Me pregunto que será eso, o que habrá entendido el autor cuando lo ha “copiado” o escrito por su cuenta. Y que diferencia puede haber entre “liderazgo” y toma de decisiones”, que no parece claro. Si el primero engloba la segunda o la segunda es otra cosa muy diferente. En fin, …… lo que sí está claro que lo primero es lo primero, es decir, lo primero es la jerarquía, hay que desenvolverse con jerarquía o ser jerarquía o poder tomar decisiones y liderar. Está clarísimo, primero los que mandan. Luego viene la comunicación, pero yo me pregunto qué tipo de comunicación, porque me temo que cuando habla de comunicación el supuesto autor se está refiriendo básicamente a “comunicar” de arriba abajo lo que quiere y que lo puedan comprender y poner en práctica. No se trata, sin duda, de intercomunicarse, sino de tener un “altavoz” o varios con los que se puedan enviar mensajes, como en “Metrópoli”. El cuarto factor de éxito es “las relaciones de trabajo en equipo”, frase ambigua donde las haya, pero que haciendo un gran esfuerzo de interpretación debe querer decir algo así como que el equipo mantenga unas relaciones buenas de trabajo y haga lo que se les ha dicho mediante “comunicación-altoparlantes”. Utiliza la palabra equipo, y no la palabra grupo, lo cual da idea de la jerarquía implícita en esa semántica. Los grupos son sin duda más horizontales, y aquí no se trata de ninguna horizontalidad, sino de una alta verticalidad.

Y ahora viene lo mejor, ¡ los clientes nos han de ser leales ! Pobrecitos, no sólo ponen el dinero para comprarnos, sino que han de demostrarnos su lealtad. Siguen las cosas al revés. Es el profesional el que debe forjarse una buena reputación, de hacer las cosas bien, de hacerlas más baratas que la competencia, de saber preguntarles a los clientes lo que quieren y lo que no quieren ……. pero aquí no se trata de eso, se trata de “someter” a los clientes, mediante la lealtad. La verdad es que si “la inteligencia emocional” sirve para eso también, yo tendería a pensar que es profundamente manipuladora de los seres humanos. ¿Sería por eso por lo que nunca me ha gustado ni la palabra, ni su promotor, ni la camada de impulsores?. Un nuevo formato de Paulov, que conlleva conseguir que los clientes nos sean leales.

Y ya cuando todo está así, tan claramente jerarquizado y orientado desde arriba, aparece “la innovación (sic) y la creatividad”. Bueno, la creatividad me la creo, porque se necesita mucha para llegar a pensar en un monstruo organizativo como el que pretenden mostrarnos, al menos para saber sortearlo con la menor pérdida de vidas posible. Pero ¿la innovación? Por supuesto la innovación es la “última de la fila”, pero además, no viene a cuento, es sólo para aparentar, ¿no les parece?.

Así vamos, así vamos, con organizaciones tan profundamente autoritarias, individualistas y “talentosas”, así vamos, así vamos. Espontáneamente me ha salido de mi interior: ¡ ave maría purísima ¡ y eso que hace mucho que no practico.

No os parece un poco de locos?

Entradas relacionadas

2 comentarios en «In-NO-vación»

  1. – No es innovación …. seguir como estamos ….
    – No es innovación …. dejar para mañana lo que puedes hacer hoy
    – No es innovación ….. no tener un proyecto ni un horizonte
    – No es innovación … hacer las cosas sin partir de las necesidades realmente sentidas
    – No es innovación … hacer las cosas de cualquier manera
    – No es innovación aislarse y no comunicarse ni interrelacionarse ….
    – No es innovación quedarse prendados de los artilugios tecnológicos ….
    – No es innovación … no respetar el conocimiento de los maestros
    – No es innovación …. sentir que ya has llegado … y que no tienes que hacer nada más
    – No es innovación … dedicarse exclusivamente a la critica …. pero no aportar salidas
    – No es innovación …. ponerse en un futuro idealizado y olvidarse que lo que hay que abordar y vivir es el presente
    – No es innovación …. quedarse en la nostalgia del pasado, todo tiempo pasado fue mejor
    – No es innovación …. aferrarse a una idea, por muy revolucionaria que sea ….
    – No es innovación … no saber caminar …. y pensar caminando.
    – No es innovación …. (y no sigo para no cansar)

    Con catorce negaciones tal vez se pueda construir sus contrapartes y derivar alguna afirmación.

  2. – No es innovación intentar cosas nuevas sin contar con las personas y los grupos
    – No es innovación ir por tu cuenta y que se sigan
    – No es innovación ser lider natural
    – No es innovación desmotivarse a la primera … y pensar que los demás son tontos porque no te entienden
    – No es innovación sentir que puedes hacer las cosas solo
    – No es innovación creer que todo se trata de ideas …. y no de esfuerzos y continuos.
    – No es innovación olvidar el punto de partida, la realidad misma.
    – No es innovación empezar la casa por el tejado
    – No es innovación ser poco constante e inestable.
    – No es innovación dar mal ejemplo
    – No es innovación cuando no das tu el primer paso
    – No es innovación cuando tienes miedos
    – No es innovación cuando te gustan las cosas excesivamente organizadas …..
    – No es innovación cuando no valoras tu libertad y tu autonomía
    – No es innovación cuando te sientes más culpable que responsable, o te quitas la culpabilidad traspasándola a otros.
    – No es innovación cuando no sabes dimitir (presentar la dimisión)
    – No es innovación cuando buscas seguridad
    – No es innovación no saber dialogar con el rio … que nos lleva
    – No es innovación no aceptar la complejidad
    y no sigo … mas …. por ahora

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *