Nordeste de Brasil … una supraregión brasileña integrada por nueve Estados, una región con grandes ciudades como Salvador, Recife o Fortaleza, o pequeñas coloniales como Olinda o São João Pessôa, con leyendas do sertâo, con grandes tradiciones, una región llena de vida y muy fusionada, mezclada: indios nativos, africanos y europeos conforman una mixturas peculiares, donde predominan según la zona unos u otros. Bahía y Maranhâo son estados de mayorías afroamericanas; en Piauí, Ceará, Rio Grande do Norde e o interior de Pernambuco y Paraíba son fusiones de indio nativo y europeos ….. en general. Pernambuco, Alagoas y Sergipe siempre fueron curiosamente diferentes, dentro de las formas culturales de la región. Bahía, Maranhâo, Piauí y Ceará componen más del 80% de su territorio.

Es una región que mira al Norte y al Este, pero está organizada desde el Sur. Y sería conveniente reconducir esos sentidos. El Nordeste no puede “pasar” por el Sur para llegar al Norte o al Este, de los que está más cerca.

El Nordeste nunca ha podido alcanzar los niveles de desarrollo de São Paulo, Río o Belo-Horizonte, regiones centrales del país y donde se organizan las finanzas y la producción. Ni por supuesto, el desarrollo de los Estados del Sur, de origen más europeo -alemán e italiano, sobre todo- y donde se cuecen las grandes novedades, sobre todo, organizativas, del conjunto Brasil. Paranâ, Santa Catalina y Rio Grande do Sul muestran el Brasil más avanzado desde un punto de vista organizativo (presupuestos participativos, foros sociales, ….).

El Nordeste es una supraregión para desarrollar, como lo es el Mezzogiorno italiano, en cierta medida. Dispone de algunas instituciones envidiables, como el BNB, Banco do Nordeste, un banco federal que promueve el desarrollo de la supraregión. Es una zona de gran emigraciõn interior, sobre todo, hacia las zonas industrializadas del centro y del sur. Pero también se ha producido una gran tasa de emigraciõn interior hacia las ciudades, hoy entre las más grandes de Brasil.

El Nordeste tiene futuro, pero todavía no se lo ha creído suficientemente. Hay zonas, sin embargo, donde se vislumbra el futuro con relativa facilidad. Sólo citar el gran emprendimiento social en el barrio portuario de Recife, a partir de la instalación de empresas de software propias y de un gran p royecto hacia el exterior.

El turismo no acaba de ser una fuente regular y fuerte de ingresos, a pesar de las tremendas posibilidades y las exportaciones “son filtradas” por intermediarios de las zonas desarrolladas partiularmente de São Paulo, lo que resta excedente a la región.

La extensión de la supraregión y la despoblación de muchas de sus tierras, hace aún menos fácil poder establecer programas amplios de desarrollo …. para una población a veces tan dispersa por un lado, y tan concentrada en grandes ciudades, por otra. Las grandes ciudades tienen muchos problemas básicos de abastecimiento de aguas, de infraestructuras y de salud, problemas que se hacen mayores cuando nos acercamos a zonas más atrasadas.

Las infraestructuras son muy deficientes, aunque tal vez no en términos de lo que se necesita, sino de lo que podría y debería ser. Las carreteras han mejorado, pero no lo suficiente. Las grandes dificultades de puertos naturales, impiden un sistema de distribución más ágil.

Por otra parte, las instituciones políticas en muchos casos “se están formando” y tienen todavía una tradición y experiencias bajas en relación a las zonas más avanzadas del país. Asi, los cuadros directivos están todavía poco formados y esto se nota en las formas organizativas normalmnte adoptadas a partir de patrones de conducta más jerárquicos de lo que convendría para desarrollar espacios de participación y cooperación. En el mismo sentido, corren las instituciones federales y estaduales, poco ágiles y flexibles ante los problemas ….

El Nordeste, sin embargo, tiene fácil arreglo. Precisa voluntad, un toque de liderazgo, y en vez de copiar las formas de otras zonas del país, promover organizaciones y maneras adaptadas a su estilo de vida y social. Sería especialmente beneficioso dar un salto sobre São Paulo y Rio, como centros organizativos y educativos con determinadas influencias y decisiones, y forjar una alternativa de futuro, donde los nuevos directivos fueran más innovadores y más participativos. Sería conveniente también tener sus propios centros de Observación, para identificar sus buenas experiencias y empezar a trabajar sobre las muchas posibilidades de saber lo que se hace y como se hace, exponiéndolo positivamente hacia los demás; convendría igualmente desarrollar grupos de innovadores, de emprendedores sociales, que lideraran los procesos de transformación y cambio que son precisos para dar el salto necesario …. y salir del hoyo actual; y también estaría bien que los Estados trabajasen más coordinados, que se enseñasen unos a otros en sus buenas experiencias, que se apoyasen y que no actuasen como gallitos que quieren ser ellos los únicos y quitarle pantalla al otro. Coordinación imprescindible para avanzar, cooperación entre estados …. hay pocos proyectos cooperativos entre los Estados del Nordeste.

Entradas relacionadas

11 comentarios en «Nordeste»

  1. El Nordeste es una región llena de historias …. y de leyendas …. aquí también se produjo la famosa revolución dos Canudos …. donde O Conselheiro llevó a sus huestes a batallar durante casi un año con el ejercito en la búsqueda de otras formas de vida y sociales. Es la tierra, sobre todo Bahía, del gran Jorge Amado …..; es también la tierra de Lula da Silva, presidente actual de Brasil, pernambucano; Domingos Olimpio con su “Luzia-homem”, o Luis Gonzaga, músico afamado; o Guimerães Rosa con su famosísimo “Grandes sertões vereda”. ……..

  2. El Nordeste tiene que comprender que la solución está en el Nordeste mismo, pero sabiendo elegir a los partners en sus proyectos ….. y desde luego, obviando las relaciones de dominación con los Estados dominantes en Brasil: São Paulo, Río y Belo-Horizonte, y en cierto modo, Brasilia. Tiene que tener sus propios proyectos, su propio sentido de hacer las cosas, su propia manera de engancharse con su manera de ser y de vivir. Para eso nada mejor que analizar y comprender …. y luego, facilitar esos espacios para proyectarse sin miedo en el exterior …. hoy en día se compite fuera de las fronteras. Las fronteras suelen estar monopolizadas por empresas que no son un buen ejemplo. Es preciso salir al exterior, competir en el exterior, hacerse fuertes en lo que se es fuerte, y dejar pasar aquello donde no se puede competir. Primero, uno mismo; después, apoyados en terceros, no en los Estados dominantes; y tercero, proyectándose hacia mercados exteriores y directamente … sin intermediarios de los mundos dominantes. Hay que controlar la producción, la distribución y la venta. Y el Nordeste tiene que hacer un gran esfuerzo en mejorar su posición en la distribuciõn, el transporte y la promoción-venta de sus productos.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *