Ya los arboles y los arbustos estan casi empezando a brotar en esta latitud. Este año ademas es “año de nieves, año de bienes”, o sea que la naturaleza va a brotar, tal vez con mas fuerza que otros años. Pero no queria hablar de los brotes, sino de la oportunidad de las fechas. Hemos empezado en año el uno de enero y resulta dificil en esas fechas hacerse buenos propositos, hace demasiado frio, la luz esta en minimos solares y pocas veces alumbra con fuerza. Realmente, si no fuera por las vacaciones escolares y por las fiestas, el estado de animo no es el mejor para empezar nada. La naturaleza esta como adormecida y muy pocas cosas nos ayudan del entorno para dar un pequeño salto y sentir esa necesidad. Hay que hacer demasiado esfuerzo y no tiene gran compensacion. Sin embargo, comenzar el año como los chinos tiene mucho mas sentido: lo hacen en la luna nueva siguiente a la que estamos, este año hacia mediados de febrero. Dentro de quince dias ….. la naturaleza acompañara al renacer que es propio cuando empezamos otro ciclo, y la gente estara en disposicion de “renacer” y hacerse nuevos propositos en esas fechas y no encontrar demasiados obstaculos naturales, debido a que tiene mas ganas de adormecerse en la osera que de empezar a disfrutar de la luz, de la primavera que empieza a brotar con fuerza y de alguna flor adelantada que va a alumbrar nuestras vidas.

Sin duda, el calendario chino esta, en ese aspecto, mucho mejor pensado que el nuestro. Esta pensado para “empezar el año” disfrutando y “empezando a revivir”, y todo parece acompañarle. Nuestro calendario, creo que llamado Gregoriano, por el Papa que lo implanto, pareceria, en comparacion, que esta pensado para dormir o para frustrarse …. o para irse despertando sin mucha conviccion, poco a poco …. o tal vez quedarse a dormir porque todavia hace mucho frio (claro, en todo esto estoy hablando del mundo norte y occidental, porque los habitantes del hemisferio sur estan luchando por esas epocas con el calor y tampoco parece que sea la mejor manera de empezar un año, tal vez hasta peor).

Es evidente que las personas y las culturas se adaptan a los ritmos que alguien nos establece, pero una cosa es adaptarse con calzador y otra que el pie entre con facilidad en el zapato y no tengamos que forzar los talones.

Entradas relacionadas

10 comentarios en «Brotes chinos»

  1. ¿Sera por eso …. que cuando los chinos -y en menor medida, los hindues- han tomado la senda del crecimiento nos han asombrado con tipos porcentuales medios por encima del 9-10% anual? ¿Y ademas en esta depresion-crisis nuestra, ellos han seguido zumbando por encima del 6%? Tener mejor calendario tambien jugara un mejor acomodo entre nuestros biorritmos, los naturales y los ritmos de crecimiento. Es una hipotesis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *