Ya hemos hablado de democratización, como uno de los pilares para una concepción de la innovación diferente. Ahora añadiremos aquello de “innovar agrupados, interconectados”. La función básica de la innovación es sin duda la calidad de la intercomunicación o comunicación entre los participantes. La participación, la cooperación, la colaboración son decisivos a la hora de crear espacios de innovación. El cliente y la necesidad son el faro en el camino, el proyecto consciente su adecuada respuesta, y dentro de dicho proyecto innovador, el punto clave es la comunicación, entendida no como información, sino como interrelación entre los que participan en el proceso. Si hemos hablado de queremos la mayor cantidad posible de personas y grupos insertas en el proceso e integrando el espacio de innovación, es indudable que saber agruparlos, saber grupalizarlos, saber interconectarlos, no sólo en los pasos necesarios para avanzar al principio, sino para mantenerlos en su proceso de cambio, y saber también finalizar cada una de las acciones grupales, es fundamental en un proceso innovador. Innovar a través de personas y grupos, no es sólo que valoremos más la importancia de ellas que de sus artefactos cosificadores tecnológicos, sino y sobre todo, que los incorporemos en un espacio muy interrelacionado, interdependiente, y para ello hay que saber como empezar y en que hay que fijarse y detenerse, y como hay que seguir y hasta como hay que saber pararse y renacer.

Para ello los espacios han de adquirir y desarrollar lo que llamamos un lenguaje común, que está muy vinculado a un conocimiento mutuo entre los participantes, conocimiento y lenguaje que se adquieren a través de la acción misma. Todo eso ha de “levantarse” a partir de aproximaciones sucesivas, síntesis sucesivas, logradas individual y grupalmente, que permitan ir asentando respuestas a algunas fuentes de error, y buscando síntesis sucesivas que vayan ampliando la intensidad de las relaciones entre los participantes.

Los espacios internet nos pueden ayudar a consolidar estos procesos, pero ha de ser el cara a cara el que comience y sea referente continuo de nuestros avances. Avanzaremos desde el conocimiento mutuo, al análisis de problemas y situaciones, siguiendo después por la interpretación de lo real, para montar proyectos que pretendan resolver determinados aspectos de lo que ocurre, y luego desarrollar las consecuencias de dichos proyectos y todas sus consideraciones, cuidando especialmente aquellas quehacen referencia a la participación en el proyecto de otros afectados, y ya por último, y vistos los resultados, intentar difundirlos, y comprenderlos, con objeto de que otros puedan iniciar el proceso a partir de nuestra experiencia y ejemplo. Este ciclo no termina aquí, sino que es a su vez el comienzo de otro ciclo en espiral que nos permita dar otros pasos en la búsqueda de innovaciones continuas.

La metodología del grupo de trabajo es decisiva para conformar espacios interrelacionados y todo eso complementado por formas virtuales que nos permitan avanzar de forma continua en la implantación de los proyectos de innovación derivados de nuestro trabajo.

Veamos una estela de pasos: espacios de encuentro, espacios internet (primero, memoria-bitácoras e intercambios elementales), participación, formulacion de proyecto innovador, espacios virtuales de intercambio, refuerzos positivos, reformulación de proyecto innovador, sentido estratégico, pulsiones, acción modificadora, regeneración de espacios de intercambio (foros y encuentros), otros espacios integrados hacia afuera, autonomía-libertad de los actuantes, responsabilidad social, confianza, hacia proyectos de innovación más compartidos y más participativos, ……..

No olvidemos el aspecto que hemos resaltado: innovar agrupados, innovar interconectados, innovar en grupo.

Entradas relacionadas

6 comentarios en «Otra innovacion(3): cooperando en grupo»

  1. El grupo de trabajo operativo es una metodología decisiva a la hora de forjar espacios de comunicación, intercomunicación o de innovación. El grupo de trabajo se puede incorporar a un colectivo en muy poco tiempo, y desde casi el principio de su conocimiento, empezar a trabajar con otros bajo pautas adecuadas.

  2. Precisa de determinados cuidados para ponerlo en practica, pero es rapidamente asimilado por cualquier participante con un minimo de motivacion. Se aprende haciendo grupo desde el primer momento. No puede transmitirse como teoria, sino como practica concreta, experiencia, a partir de la cual se van descubriendo los aspectos basicos de tal metodologia.

  3. En mi manual: “Innovacion y Gestion del Conocimiento” (Diaz de Santos, 2006), en el capitulo tercero, disponemos de un articulo de doble columna que nos permite facilmente seguir el proceso que se da en los grupos y que nos permite trabajar con ellos transformando sus maneras de hacer y de comprender. Ese apartado del capitulo, deriva de un articulo previo publicado en 1988 “Metodologia y antecedentes del grupo de trabajo” y en otro mas amplio y desarrollo aplicativo publicado unos años despues como anexo X del libro: “Experiencias en grupo e innovacion en la docencia universitaria” (Editorial Complutense, 2002).

  4. El metodo del grupo de trabajo operativo se complementa mediante una transicion sobre tecnologias virtuales. Comenzamos por un blog, que permite desarrollar una reflexion compleja sobre uno mismo, y permitir un avance substantivo en la reidentificacion de la subjetividad de cada uno. Estos blogs acaban componiendo un espacio mas complejo que interrelaciona conocimientos y experiencias, mediante un blog grupal. Posteriormente incorporamos algun formato wiki y por ultimo, una red social para desencadenar un espacio virtual permanente entre los participantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *