Me acaban de confirmar que la Revista Madri+d de Investigación en Gestión de la Innovación y la Tecnología ha sido paralizada por la reducción de gastos de la Comunidad de Madrid. Ha publicado hasta el momento 49 números digitales y diez o doce monografías.

Como siempre, lo primero que nos cargamos es el conocimiento, y su difusión. ¿Cómo es posible que no nos demos cuenta de que precisamente eso, el conocimiento, y también la formación normalmente ligada a él, son el fundamento de continuar sobreviviendo y teniendo horizontes y futuro? Pues no, ni idea, preferimos aguantar todo lo conservador que cuelga de nosotros, y cargarnos aquello que es más nuevo.
Mi experiencia en organizaciones me dice exactamente lo mismo. Cuando había que reducir gastos lo primero que se pensaba era en la formación, sobre todo, de idiomas extranjeros, pero toda en general, y en los medios de difusión. Recuerdo que una de las crisis últimas que pasé en una organización privada, les sirvió para cargarse todo nuestro Plan de Comunicación Interna que habíamos tardado más de seis años en montarlo. Todo de un plumazo. En realidad, lo que se juega ahí y en el trasfondo es la ignorancia de los que toman las decisiones. Ignorancia que casi siempre está cercana a una cierta envidia por no ser ellos los que pueden salir en la foto ….. porque en aquellos recursos que tienen que ver con el conocimiento, es preciso hacer un gran esfuerzo para llenarlos, para mantenerlos, para desarrollarlos, y las personas que contribuyen a ello suelen ser aquellas que son más valiosas en las organizaciones. Ellos son los primeros que pagan los platos rotos de otros más incapaces. Ahora le ha tocado a una publicación que ha llegado al número 49, que llevaba más de nueve años publicando y permitiendo publicar buenas aportaciones de muchos investigadores y profesores, la mayoría de ellos españoles, y que se había posicionado en un buen lugar en el ranking de este tipo de publicaciones. La Comunidad de Madrid se la ha cargado y punto. Como si casi una década de trabajo y de aportaciones no fuera nada, como si la plataforma que constituía no fuera más que una plataforma más ….. que se puede despreciar en cualquier momento. Lo siento, sobre todo, por aquellos que han hecho posible la publicación, y que se conocen con nombres y apellidos, pero que no voy a citar, aunque tal vez algún día lo haré. ¡Qué pena que ocurran estas cosas, que pena!.

Espero que al menos no borren o descuiden lo que ya está publicado, porque muchas de las aportaciones están sólo en digital, no se han hecho en papel, con lo que es más fácil de un plumazo cargarse la historia de un buen trabajo, del trabajo de mucha gente en el campo de la investigación de la innovación, la ciencia y la tecnología. Es uno de los pocos referentes en nuestro país, y sería una pena más que lo borrasen, siguiendo pautas de “gran hermano”. Aunque no me extrañaría mucho, tal y como son las cosas en este país. Cargarse la memoria es una buena forma de seguir pensando que “inventen ellos”. Estos días también hemos visto la declaración de Nature sobre la falta de tacto, en este caso, del gobierno español sobre su apoyo real al I+D+i. Menos mal que estamos ya más enlazados con el mundo y podemos al menos, como ocurría en épocas franquistas, decir fuera lo que aquí parece que todo el mundo calla. Quiero levantar la voz por una revista, Madri+d que no tiene que ver nada conmigo direcamente, ni nunca he estado en su consejo de dirección o de redacción, pero si he publicado en ella unos seis o siete artículos, pero habría que clamar: ¡No hay derecho!, si, no hay derecho.

Entradas relacionadas

4 comentarios en «Madri+d»

  1. Tenía pendiente desde hacia ya varios meses e iba a entrar en el próximo número, el 50, ya no publicado, según me confirmó el director de la revista, Patricio Morcillo, un artículo sobre mi experiencia en innovación en el campo de la Administración pública durante los últimos años. Es una pena, le buscaré un acomodo, en alguna publicación típica de internet. Cuando lo tenga ubicado ya os comunicaré donde se puede conseguir gratuitamente. El artículo tiene por denominación: “Innovación Social y Administración Pública”

  2. El artículo explicaba mi experiencia en el diseño y puesta ne marcha de un programa de innovación para la Xunta de Galicia, en sus primeros pasos, aquellos que forjaban los cimientos de un programa que posteriormente no fue posible poner en marcha por falta de apoyo político. Ahí se presenta todo el conjunto del programa y las partes que se pusieron en práctica, así como aquellas que quedaban por abordar, que por supuesto eran más de las que se pusieron en marcha. Es una buena experiencia. Me permitió aprender mucho sobre el mundo de la administración pública y contrastar la validez de los planteamientos metodológicos y pedagógicos sobre los que trabajo, también en este campo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *