“La sabiduría es hija de la experiencia” decía Leonardo da Vinci

“La experiencia es la madre de la ciencia” dice un refrán popular

Si la experiencia es la fuente de todo lo que buscamos, conocimiento y sabiduría, como es que se tiene tan poco en cuenta, y se prefiere “reinventar” antes que imitar, crear antes que saber contemplar y desarrollar lo ya hecho, …. ¿nos creemos dioses?

Y, por otra parte, ¿por qué no vivimos conscientemente? ¿por qué aprovechamos tan poco nuestra propia experiencia y la de los demás? … ¿miedos? ¿falta de constancia? ¿subvaloración? ….. Lo cierto es que la memoria sistemática sería la forma de mantener nuestra experiencia, y poder analizarla y comprenderla, y ser así fuente de conocimiento. Pero …… somos tan poco constantes, nos cuesta tanto trabajo aprender de nuestros errores, que como dice Nietzsche son “nuestros mejores maestros”, pero nos les hacemos caso.

Quién aprende de sus errores, edifica su experiencia, su conocimiento y su sabiduría.

Entradas relacionadas

8 comentarios en «Experiencia»

  1. Saber vivir es de lo que se trata. Sin duda, hay muchas formas de vivir. Encontrar rutas amigables y satisfactorias, rutas que nos lleven adonde queremos, y luego analizarlas, sintetizarlas, resumirlas, comprenderlas, para seguir caminando, esa es también la experiencia.

  2. La aceptación del error como suceso necesario de la experiencia de vivir, como punto que expande nuestro aprendizaje, como referente que nos sitúa en una posición adecuada respecto al saber, ……

  3. E introducir consciencia en la experiencia, lograda a partir del conocimiento de uno mismo, de conocernos a nosotros mismos, …. Y la conciencia como punto de partida de los cambios necesarios para hacer más humano nuestro entorno y nuestra vida.

  4. Y recuperar modelos productivos basados en el respeto a la experiencia, en los que el senior se fusione en el proceso formativo junto con el innovador, en un crisol del que sólo puede salir una joya para su empresa. Y restaurar la deportación a galeras, y la cantera picapedrera, para el que plantee una prejubilación a los 45 años.

Responder a Teodoro J. Martínez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *