¿Qué inhibe los procesos innovadores? y ¿cómo transformar un inhibidor en sublimador?. Esta es una de mis áreas de trabajo: encontrar rutas para superar los límites y los inhibidores de los procesos innovadores. Hace años escribí un artículo que viene a representar un punto de referencia en este tema.

Fue un trabajo que llenó mi estancia en California y que se derivó en gran medida de lo que estaba viviendo. Se publicó en la revista de Investigación en Innovación y Tecnología de Madri+d, que por cierto la crisis y la falta de visión a largo plazo la han cerrado en estos meses. No es fácil predefinir lo que es un sublimador, entendiendo por tal aquél que a partir de un inhibidor o varios, transforma el límite en oportunidad y camino de autoorganización o autodesarrollo.

Tengo mi memoria de aprendizajes respecto al tema y suelo hacer balance una vez al año. Este año lo tengo pendiente, pero estoy seguro de que he aprendido nuevas rutas metodológicas para abordar los inhibidores, que os iré contando.

Diapositiva6.jpg

En el cuadro se aprecian algunos inhibidores y sus correspondientes sublimadores. Por poner un ejemplo, es demasiado común percibir las necesidades como bloqueadoras de nuestra actividad, no poder o no saber hacer nada para encontrar una salida y deprimirse. Es cierto que muchas veces la necesidad es imperiosa y las salidas no se ven con facilidad. Pero no hay una sola salida ante una situación de necesidad, sino muchas, y es preciso tener constancia para explorarlas. Las oportunidades están ahí, y suelen constituir una forma de sublimar la necesidad. No es la reclamación o la demanda de que se te resuelvan los problemas lo que es importante, sino la energía que es capaz de buscar oportunidades y abordarlas para resolver las necesidades. En último extremo, innovar es eso, encontrar oportunidades en lo que tan sólo eran necesidades. Las necesidades vistas como oportunidad no son lo mismo que las necesidades vistas como desesperación. Poner en marcha este mecanismo es muy fácil cuando disponemos de un grupo de trabajo que se puede montar. Sin embargo, la necesidad se convierte fácilmente en un muro de lamentaciones si la acción es excesivamente aislada o individual.

Entradas relacionadas

11 comentarios en «Sublimadores»

  1. Es evidente que no soy muy partidario de los conceptos. El concepto es la parte del conocimiento que me ata más, y dificulta mi creatividad y desarrollo. Es mejor deconstruir el concepto, reconstruirlo, repararlo, rehacerlo. Y en ese sentido es mi relación con el concepto psicoanalítico de sublimación. Lo manejo sin obsesiones, a mi modo. Y tampoco me interesan las polémicas. Pero para quién quiera introducirse en ese mundo, y visto en este caso desde una perspectiva lacaniana, le ofrezco este link: http://es.wikibooks.org/wiki/Diccionario_de_Psicoan%C3%A1lisis_/_Sublimaci%C3%B3n

  2. Si, derivar de la oscuridad, un poco de luz. Eso es para mí sublimar. Todo es como dice la canción ciudades oscuras ….. personas oscurecidas por la vida …. burocratizadas …. presas de sus límites y de sus dificultades ….. pero ahí es posible recuperar o hacer renacer un sentimiento de libertad, de aventura, de redescubrimiento, de innovación, de un camino por recorrer, con todos sus miedos y sus posibilidades.

  3. Sublimar es ser capaz de a partir de los límites, construir nuevas perspectivas más aptas y más gratificantes, más desarrolladoras de nuestra propia libertad. Por ejemplo, sublimar el autoritarismo, y a partir de él y no enfrentándose a él, sino superándolo, encontrar otros espacios más abiertos y humanos.

  4. ¿Es utópico? Tal vez en parte, pero es la ruta principal hacia otra sociedad. No podemos enfrentarnos con los mismos recursos a las miserias, sino que tenemos que aprender de ellas para encontrar nuevos caminos que las aprehendan y las transformen en otras estructuras, más humanas.

  5. El subdesarrollo no se resuelve desde afuera, sino sublimando el adentro, profundizando en el adentro: “Nunca virá de fora, remedio ou esperanza”, dice mi poeta favorito, Celso Emilio Ferreiro. El subdesarrollo se hace más subdesarrollado en tanto en cuanto vive de otros, y de financiaciones interesadas, que llamamos cooperación. Sólo se precisa aportar método y experiencias contrastables. El dinero empobrece, porque reduce la energía potencial de los habitantes de estas zonas …. y esa misma forma de pensar se puede transferir a otras esferas …. de la vida.

  6. Llamémosle como queramos (yo le llamo sublimación), pero lo que buscamos es que las gentes, las personas, los grupos sociales, tomen las riendas de sus propios problemas y los sublimen, los aborden, los sufran y los vayan transformando con sus formas culturales y sus maneras de ver la vida.

  7. Money for nothing, ese es el planteamiento. Y como me no me dejan reproducir el video directamente, os pongo la dirección en esta versión en la que participan aparte de Knofler, Sting y Clapton, con un buen acompañamiento orquestal. Y para más inri, desde el Albert Hall de Londres … donde yo he podido escuchar tanta música tumbado en su Arena.

    http://www.youtube.com/watch?v=5-2ThFddglk&feature=PlayList&p=29FC88713A445F43&playnext=1&playnext_from=PL&index=2

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *