La noticia expresa la realidad, la auténtica realidad de España en Europa, la realidad a medio y largo plazo: no desarrollamos recursos propios en tecnología. Somos decimoquintos, con cifras porcentuales tres veces menores que Suecia o Finlandia y la mitad de Austria, Dinamarca o Alemania. ¿Es posible tener futuro si no hay presente en I+D? La respuesta es de por sí evidente, no, no hay futuro. Y la realidad complementaria es: “vivimos muy por encima de nuestras posibilidades, pero muy por encima, porque nuestras posibilidades son bien pocas ….”.

Entonces, ¿de qué vivimos? de que hagan el trabajo otros, y nosotros lo compremos ya terminado y le demos pequeñísimos toques finales para adaptarlo a nuestro mercado o empresa. Casi nada, porque como no somos los productores de nuestras tecnologías, sino que las seguimos comprando en porcentajes claramente inaceptables, ni siquiera tenemos el mínimo de condiciones técnicas para la conservación y mantenimiento de las mismas en las mejores condiciones. Nuestros técnicos no han pasado por el I+D, no tienen una cultura suficiente en ese sentido, y por tanto, sólo a través de las síntesis que nos pasan y de la formación ad hoc que pagamos o que está incluida en el precio de la tecnología, podemos hacer un trabajo de mantenimiento.

¿Por qué no nos damos cuenta de una vez que tenemos que seguir otra ruta, que esta ruta está totalmente obsoleta?

“España, decimoquinto país de la UE en inversión en I+D

España fue en 2007 el decimoquinto país de la UE en inversión en Investigación y Desarrollo con respecto al PIB, con un 1,27 por ciento, frente a una media europea del 1,85 por ciento, según datos publicados por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

En 2007, la UE dedicó un total de 229.000 millones de euros a I+D, un 60% de los cuales se concentró en tres países: Alemania (62.000 millones de euros), Francia (39.000 millones) y Gran Bretaña (37.000 millones).

Los estados miembros que más invirtieron en Investigación y Desarrollo en proporción a su Producto Interior Bruto fueron Suecia (3,60%), Finlandia (3,47%), Austria (2,56%), Dinamarca (2,55%) y Alemania (2,54%)”

Entradas relacionadas

16 comentarios en «Últimos»

  1. Es cierto que la tecnología ha concentrado, centralizado y jerarquizado aún más la pirámide y que la dependencia en general se ha acentuado en todos los países, pero existen algunas pequeñas excepciones, que han sabido hacer las cosas bien, a su modo. Países pequeños en Europa como Suecia o de Finlandia o de Austria o de Dinamarca, han sabido especializarse tecnológicamente en algún apartado y hacer un esfuerzo significativo que los ha mantenido o los ha puesto en los lugares más destacados y con las economías mucho más saneadas.

  2. Pero ese esfuezo en I+D ha de ir ligado a empresas y a negocios, no puede “nacer” del impulso político o administrativo. Suecia ha sabido especializarse en el mundo de lo que podíamos llamar la modularidad. Finlandia se ha metido entre otros en el mundo de las telecomunicaciones. Y esos sectores han impulsado otros complementarios …… Nuestra gran aportación ha sido Inditex-Zara que tecnológicamente no aporta innovación, sino sólo organizativa y comercialmente. Y esas innovaciones te dan ventaja, pero tienes que andar muy listo, porque enseguida los demás pueden copiarte …. es cuestión de tiempo, y no se necesitan muchos recursos.

  3. Bajo nivel tecnológico hasta en nuestras aportaciones, esto conlleva un mayor atraso económico a medio y largo plazo y “mal vivir hoy y hambre para mañana”.

    Hay que invertir en conocimiento, en futuro, en aprendizaje, en desarrollo de personas. Ese es el reto. Lo demás no nos servirá …. nada más que para que los que ya acumulan excesivo capital para sus méritos, sigan acumulando privadamente capital para comprarse mejores coches y hacer que nos sonrojemos con una empeorada distribución de la renta y de la riqueza.

    Y en el fondo de todo, está el esfuerzo, esforzarse, trabajar, encontrar sentido en hacer bien las cosas y empezar desde el principio, porque de verdad, hay que volver a empezar.

    Lo mismo que le pasa a la selección española de baloncesto: mejor que vuelva a empezar ….. “se han hecho ricos y viejos, casi sin darse cuenta”, y muy rápidamente. Eso nos pasa a nosotros con las tecnologías compradas y no producidas, se hacen obsoletas muy pronto, antes de que las hayamos pagado.

  4. Pero lo peor de lo peor es la posición real que ocupamos en términos de educación y aprendizaje ….. y menos mal que las encuestas y trabajos que se hacen profundizan poco cualitativamente, porque si lo hicieran todavía estaríamos mucho más abajo. Formas tradicionales, poco interés por aprender, profesores que se dicen desmotivados, padres que no entienden la importancia de aprender, …. en fín, un desastre que si se ve desde dentro, es muchísimo mayor.

  5. No conocía a Lucas Mallada. La entrada de la Wikipedia es algo pobre, y mi ignorancia -en fase de corrección- de historia, pensamiento, literatura desde la revolución francesa en adelante no me va a ayudar mucho. ¿Podrías indicarme un par de citas, por favor? Gracias. Un abrazo.

  6. Hay un libro, su libro, publicado en Alianza Editorial. Se titula “Los males de la patria”. No es un personaje de grandes citas, sino de argumentos. Era un regeneracionista de finales del XIX, muy amigo del famoso Joaquín Costa. Supongo que el olvido de Lucas Mallada es precisamente porque resulta impactante leerlo ahora y comprobar que una buena parte de lo que somos hoy, ya lo éramos hace siglo y medio.

  7. El libro de Alianza está descatalogado. Hay una edición del colegio de Ingenieros de Madrid, con ISBN 9788438002766. Gracias por la recomendación.

  8. Me alegro que lo hayas encontrado. Lo que me parece extraño es que google books que tiene medio copiados o mucho más que medio ….. muchísimos libros ….que uno que está descatalogado …. no lo tenga. En fin, cosas del país, supongo. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *