En España hemos casi perdido el usted. Los brasileños sin embargo usan normalmente el vôcé, que es una forma más respetuosa del otro. La forma de las palabras codifica el sentido cultural de las mismas, sus estructuras de intercambio. Al principio, verse tratado de vôcé te suena mal, pero luego incorpora algo bello en la relación, es como decir: te conozco, pero nunca te conoceré, pero quiero conocerte más, me atrevo y no me atrevo a hacerlo, y por si acaso, pongo cierta distancia cariñosa al hacerlo.

Todo esto, en mi humilde opinión, hace Caetano Veloso en esta canción:

Entradas relacionadas

8 comentarios en «Vôcé»

  1. Fonte de mel
    Nos olhos de gueixa
    Kabuki, máscara
    Choque entre o azul
    E o cacho de acácias
    Luz das acácias
    Você é mãe do sol
    A sua coisa é toda tão certa
    Beleza esperta
    Você me deixa a rua deserta
    Quando atravessa
    E não olha pra trás

    Linda
    E sabe viver
    Você me faz feliz
    Esta canção é só pra dizer
    E diz
    Você é linda
    Mais que demais
    Vocé é linda sim
    Onda do mar do amor
    Que bateu em mim

    Você é forte
    Dentes e músculos
    Peitos e lábios
    Você é forte
    Letras e músicas
    Todas as músicas
    Que ainda hei de ouvir
    No Abaeté
    Areias e estrelas
    Não são mais belas
    Do que você
    Mulher das estrelas
    Mina de estrelas
    Diga o que você quer

    Você é linda
    E sabe viver
    Você me faz feliz
    Esta canção é só pra dizer
    E diz
    Você é linda
    Mais que demais
    Você é linda sim
    Onda do mar do amor
    Que bateu em mim

    Gosto de ver
    Você no seu ritmo
    Dona do carnaval
    Gosto de ter
    Sentir seu estilo
    Ir no seu íntimo
    Nunca me faça mal

    Linda
    Mais que demais
    Você é linda sim
    Onda do mar do amor
    Que bateu em mim
    Você é linda
    E sabe viver
    Você me faz feliz
    Esta canção é só pra dizer
    E diz

  2. Cómo surge el termino Você:
    “surgió de Vossa Mercedes, que se transformó en Vossa Mercê. En Brasil, los esclavos decían Voismicê o Vosmecê, esto también ocurrió y sigue ocurriendo en muchas zonas de Portugal principalmente en zonas rurales. Después, surgió você y hoy, se escucha ‘ocê’ e ‘cê’, pero únicamente en Brasil. En Portugal y Brasil el vocês tiene un estatuto de vós (vosotros); esta forma ‘vós’ está en desuso, prácticamente,en todo el país excepto en algunos lugares del Norte y centro de Portugal.
    En Portugal el você se usa en algunas clases como forma de tu a nivel familiar, aunque su uso más extendido es para tratar al entorno inmediato, el camarero, la dependienta, al profesor, incluso determinados amigos y colegas de trabajo.
    Aunque a nosotros nos suene más respetuoso el uso de esta grafía es el mismo que el nuestro con tu, es sólo un tema fonético y una sensación distinta al oído como pasa con otras lenguas.

  3. Sin duda, Penélope, tienes razón en tus razonamientos, y la perspectiva lingüistica de la equivalencia formal de tú y vôcé es seguro que evidente, pero te contaré el porqué veo yo tanta diferencia en las formas de tratamiento. Yo fuí criado en el mundo del usted. Todavía hoy si hablo con una persona mayor que yo lo utilizo espontáneamente y sin dilación. También si es con alguien, en un primer contacto, que no conozco y que no sea un niño o adolescente, lo utilizo. Es más, en la escuela aprendí a que cuando hablaba con una persona mayor que yo, inclinase ligeramente la cabeza, y es algo que sigue saliéndome mecanicamente, y no he hecho nada por rectificarlo. Desde hace años, y sobre todo, en Madrid, utilizo el tuteo, tal vez más en el mundo universitario que en el profesional. Lo utilizo en todos los ambientes y lo he fomentado como forma de acercamiento, ya hace muchos años, con los alumnos. Es decir, siento una gran distancia entre hablar más formalmente y con mayor respeto usando el usted, que hacerlo de forma más distendida y cercana con el tuteo. Mis aproximaciones a Portugal me enseñaron el, a todas luces excesivo, tratamiento formal que allí hacen de las personas. Hasta alguna vez he hecho comentarios o me he hecho unas risas a cuenta de eso, porque además los portugueses son como muy profundos, parece que siempre se toman las cosas muy en serio y formalmente. Pero Brasil es un mundo menos formal, al menos en la perspectiva de cualquier persona que se acerca a esa realidad, o lo que piensa de ella, y después de años de visitar y de estar allí, sigo sorprendiéndome del uso que hacen del vôcé, que sin duda es un uso cotidiano, como el nuestro del tú, pero desde mi ángulo cultural lo siento como de mayor respeto, y sin duda, lo es formalmente. Por tanto, hablaba de mi percepción subjetiva, dado que no soy experto en filología. De hecho, he elegido la canción de Caetano Veloso porque utiliza para algo muy cercano, como es un amor, el vôcé, que en términos del castellano, sería como situarnos en un romanticismo dieciochesco. “Vôcé é linda, mais que demais ….”. En este caso, como en otros en este blog, expreso lo que siento más que lo que sé. Y gracias por esos matices del portugués.

  4. Lo cierto es que es una sociedad más preocupada por las formas que la nuestra, que las ha perdido, tal vez para bien en muchas cosas, aceleradamente. Ese contraste es lo que yo he observado. Porque, y es una hipótesis, cuando le damos menos importancia a las formas, acabamos hablando de forma más slang y rastrera, utilizando más tacos en nuestras expresiones, y en general, el idioma se transforma hacia formas más vulgares. Es una hipótesis, pero creo que acertada, porque todo tiende a igualarse, menos la distribución de la renta y riqueza que hace el sistema capitalista.

  5. Y a mi me sigue sorprendiendo que un grupo que he encontrado en youtube y desconozco si es bueno o malo, aunque tiene muchos seguidores al parecer, y muy jóvenes, y ellos mismos son muy jóvenes, utilice el vôcé en lugar del tú para hablar de temas tan personales. …….

  6. Y la reacción contraria a la mía la he observado en personas que conozco de la comunidad brasileña en España, y también latinoamericana, en general, y es precisamente la sorpresa ante lo poco formal y/o -por extensión- respetuosa es nuestra cultura en términos comparativos con la suya. Ese contraste se hace sobre todo cuando la persona acaba de llegar o lleva poco tiempo, y todavía no se ha acostumbrado a lo del lugar, porque si es cierto que es fácil des-formalizar las relaciones, más probablemente que darles un tono más solemne.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *