En la adolescencia leíamos a Tagore, tal vez por la mezcla de lo místico y de lo social-tranquilito aceptable por la cultura dominante. Tagore significaba también poesía …. una prosa poética especial … que nos llegaba del origen de las culturas, y que aportaba algo diferente. Fue tal vez mi primer contacto con la cultura hindú. He repetido muchas veces una frase que para mí fué paradigmática de ese tiempo:

“Si por la noche lloras por no ver el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas”

Tenía algo especial ….. nunca lloré por no ver el sol, siempre me ha gustado ver las estrellas por la noche, disfrutarlas, y por supuesto, en gran parte vivo en Madrid, porque el sol casi está asegurado para todos los días. Es evidente que a veces se pasa de la raya, como es estos días …. pero sin él no sé que podría ser de mí ….. el sol siempre me ilumina.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *