La publicidad engaña, si, engaña, o al menos lo pretende. Te dan una publicidad de un apartamento en la costa y dicen que sólo tendrás que pagar 99,99 R$ al mes …. es decir, unos cuarenta euros, o sea algo más de seis mil pesetas de las de siempre. Si fuera verdad, no harían publicidad, porque se los quitarían de las manos…… pero no puede serlo, y no lo es. No muestran la letra pequeña. Siempre la letra pequeña …. que es donde tienen el engaño bien argumentado. Te dicen que te van a dar un 7% de lo que aportes, te aseguras de que sea verdad, te afirman que sí, que te van a dar el 7% sobre lo invertido. No lees la letra pequeña, y resulta que no era el 7%, sino un trimestre al 7%. Y lo grave es que se lo permiten. Nadie parece regular estas cosas, sólo si los publicitarios se pasan con poner a chicas muy atractivas. Últimamente sólo se ven tíos estupendos en posturas muy sensuales, pero las chicas ya no ……. “no es políticamente correcto”. No es que me queje, sería tonto, pero me parece una discriminación …. que sólo favorece la homosexualidad. Y no tengo nada contra la homosexualidad, pero tampoco es para hacer discriminación positiva con ella. Ni positiva, ni negativa, claro.

La publicidad es imprescindible para poder vender las cosas, sobre todo, aquellas que no son nada útiles. Las que son útiles también se venden solas, porque la gente sabemos lo que queremos, y lo que necesitamos. Pero las menos útiles, las que está por ver su utilidad, las que son sólo fuegos de artificio, hay que utilizar recursos para venderlas, y entonces, se promueven con publicidades. Si los coches se vendieran sólo porque te llevan de un sitio a otro, son baratos y son de costes relativamente razonables de consumo, no necesitarían publicidad; pero te acaban vendiendo un coche porque lleva GPS, o porque lleva tales o cuales frenos o las ruedas son de tal o cual calibre o …….. la mayoría chorradas. La publicidad ….. imprescindible, entonces. Y cuanta más, mejor ……. y si tiene mucha letra pequeña, todavía mucho mejor ….. Recuerdo algo anecdótico que me ocurrió hace muchos años cuando me había decidido por comprar un renault 4 latas, me dijo el vendedor que el frontal era bueno que aceptase algo que se superponía y era muy útil. No le hice caso, porque me parecía una chorrada, y recuerdo que pensé que para qué tenía que pagar algo más por ello. Resultó después que era realmente útil comprarlo con el añadido, porque por la calandria que habían puesto en el diseño original al coche, entraba de todo, y se pegaba en el carburador y producía a medio plazo problemas. Eso no estaba en la publicidad, en realidad, no estaba y te lo recomendaba el vendedor, porque el diseño original, sin añadido, era un error, que te hacían pagar añadiéndole lo que me recomendó el vendedor. El vendedor ahí era el experimentado y bien intencionado, y trataba de “tapar” los agujeros que el diseño original del coche convertía en problemas …… Fue una pena no poner la famosa calandria “útil y estética”, como decía el hombre, pero realmente no hubiera sido necesaria si estuviera en el diseño original, pero alguien debió pensar que podían hacerse ricos poniendo calandrias útiles y esteticas o tapando los agujeros.

He estado mirando en youtube por el cuatro latas como el mio, pero no lo hay, todos llevan la famosa calandra útil y estética. Han debido prohibirlo …… porque no estaba en la letra pequeña o porque temían que yo les denunciase.

Entradas relacionadas

8 comentarios en «Publicidad»

  1. Lo cierto es que algunos anuncios, al menos en la tele, suelen ser mucho mejores que los programas, pero hay una solución contra todo esto: no ver la tele, cuando se pasa el síndrome, es como cuando dejas de fumar y pasar el rubicón, te olvidas para siempre de que alguna vez lo has hecho.

  2. Y ya no digamos de los anuncios antes de las películas, en el cine. No los soporto. Se ponen a un volumen insoportable, molestan muchísimo y más cuando hacen trailers de películas que ni aunque me pagaran mil euros no iría a ver …. que casi son todas las que anuncian, porque seguro que estoy para ver una película que no han anunciado en ningún sitio …. son las únicas que pueden valer la pena.

  3. Tendrían que pagar por ver los anuncios ….. tendría sentido … porque tú has pagado por ir a ver una película y en ningún sitio está anunciado que te van a meter esos trailers de locos y esos anuncios a todo trapo …… tendrían que devolverte una parte del dinero …. La última vez que fui al cine pagué creo que siete euros o siete cincuenta …. ?no es eso una burrada? Recuerdo que iba al cine de mi barrio cuando era pequeño y pagaba dos pesetas y al de los ricos, del centro, siete pesetas, cuando por sesenta pesetas te daban un dolar. Podéis hacer la cuenta …. de lo que ha subido el cine.

  4. Resulta que ahora las salas son más pequeñitas y con pantallas a veces ridículas; que en casi todos los cines ponen la misma película ….. y que antes -de esto estoy seguro- las películas eran mucho mejores …. más acabadas y con más sentido y sentimiento ….., como es posible que ahora cueste más? quién se aprovecha de nosotros? y sobre todo, por qué no hacen el cine mejor …. igual que los coches se hacen mejor?

  5. y sigo preguntándome, si todo esto no se deberá a la publicidad. No será que todos los males son en gran medida debidos a la publicidad. Yo siempre pongo de ejemplo a Zara y su grupo Inditex, no hacen más publicidad por ahora que anunciar un día las rebajas, una página para las de verano y otra para las de invierno …. y nada más. Y no me digan que Zara no ha revolucionado el mercado textil ……

  6. A lo mejor hay quién me dice que no soy publicitario y por eso no encuentro nada bueno en todo eso ….. pero es que no tiene nada bueno …. nada más que es un negocio por la presión para vender lo inútil en los mercados capitalistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *