Un comentario en «Prólogo»

  1. Literalmente, la frase de Shakespeare es correcta y nos da una idea clara y práctica del pasado, pero lo cierto finalmente es que los prólogos se suelen escribir al final de los libros, aunque luego aparezcan en las primeras páginas, y en ese sentido, el prólogo representa “lo último” del libro, la última expresión, la que puede reflejar mejor lo que se quiere o se ha pretendido decir.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *