En el plano mundial, los precios están desbocados. Nadie entiende como ocurre, pero ocurre. Vuelves a un mismo sitio y te das cuenta de que los precios están de escalada. Puede ser que de forma aislada y en algunos productos esto no ocurra, pero la tendencia clara, clarísima es a subir por encima de lo razonable. Podemos aludir a razones de escasez relativa, pero yo me decanto mucho más por los procesos de monopolización creciente del sistema capitalista, que conlleva ineludiblemente mayor poder respecto al mercado e imposición de precios, facilitando así excedentes más acentuados y trasladando las crisis a otros.

Donde están las supuestas ganancias de productividad del sistema? cómo repercuten, si es que lo hacen? Son preguntas sin respuestas. La productividad se la embolsa el capital, al tiempo que baja los salarios y aumenta los precios. Resultado: sólo es posible vivir si uno está integrado en el grupo alfa. Los del beta lo pasan mal y van a peor, y no digamos los gamma que no tienen ningún futuro. Vamos hacia sociedades donde las clases económico-sociales están más y más acentuadas y polarizadas.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.