Si, hace 43 años me casé en la parroquia de San Isidro, aquí en Madrid. Cuando era niño había el famosos Licor 43. Recuerdo a mi padre, todo orgulloso de su hijo vestido de medio-pingüino. Recuerdo a mis compañeros del CIR de Alcalá de Henares que compartían conmigo esos cuatro meses que para nosotros fueron odiosos, y donde casi no salimos de “banderas”, por no comulgar con el franquismo y sus formas represivas. Recuerdo a Chel, a la que amaba con locura. Recuerdo al cura que nos casó, que yo que solo lo había visto una vez, le llamaba Johnson, por el parecido con el presidente de los USA. Recuerdo a mi primo Rafael que se acercó a felicitarnos. ¡Jo, que viejo soy!, aunque 22 años no eran muchos años para enfrentar ya la vida. Hacía sólo unos meses que trabajaba, y un año que había finalizado mi licenciatura. ¡Qué tiempos! ¡Qué ilusiones! ¡Cuantos proyectos! ….. Hoy los tiempos son mejores, todavía tengo ilusiones y deseos por llevar a cabo, y confio en que me quedan algunos proyectos por desarrollar antes de …….

Entradas relacionadas

4 comentarios en «43»

  1. Pues si, los cumplo dentro de unos días, el uno de agosto. A mi me parecen muchos, aunque cuando se tiene mi edad, se piensa que no es posible, o también que en realidad nos sentimos mãs jõvenes de lo que realmente somos, y que la juventud estã en el espíritu y no en los años. En todo caso, esta claro que cuando era joven y veía a mi padre, que tenía cuarenta y tantos, me parecía un viejo …… Así son las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *