No lo olvidemos: los factores básicos para motivar no están relacionados con las remuneraciones. Hertzberg les aplica la denominación de higiénicos, porque sirven para que no se produzcan desmotivaciones. Sin embargo, olvidamos con demasiada facilidad que los factores realmente motivantes tienen que ver: a) con que uno pueda hacer un buen trabajo y se le reconozca; b) con que se le pida opinión o pueda participar en el diseño y puesta en marcha de las cosas y conozca lo que se está cocinando; y c) con trabajar en un sistema de responsabilidad que nos permite “lograr”, llegar a determinados horizontes o metas.

Por supuesto, si nos movemos en situaciones por debajo del nivel de subsistencia, la remuneración es más importante, aunque lo más probable es que su escasez conlleve fácilmente desmotivación por sensación de injusticia individual o social.

Entradas relacionadas

12 comentarios en «Motivación»

  1. Siempre me gusta saber algo más de las personas y en este caso tengo curiosidad por saber qué le motiva a usted a levantarse todos los días? (es una pregunta que me hicieron y que no supe contestar)y me interesa mucho su respuesta. Gracias

  2. Aún espero la respuesta, pero entendería que no tuviera la inspiración suficiente porque no es una pregunta fácil de responder, es demasiado íntima. Saludos

  3. Muchas veces, me motiva encontrarme con algo que todavía no he vivido; otras sencillamente me levanto por rutina; y otras, sin embargo, me planteo que por qué levantarse y lo hago con pereza y aún a veces, gana mi deseo de no levantarme y retengo el impulso, me vuelvo a tapar e intento dormir. Por tanto, no tengo una respuesta, sino muchas, aquí simplificadas en tres, pero tal vez cada día uno piensa o siente algo distinto ….. En cualquier caso, me gusta tener en mis manos la decisión de qué hacer, aunque si existe alguna obligación, sin duda, me levanto con el interés de abordarla ….. Me gustaría oir que es lo que tú sientes y por qué también te levantas un día y otro día.

    Siento no haber contestado cuando prometí, pero lo cierto es que por esta vez no me interesaba internet y no llegué a sus redes más que a mediodía ……

  4. Me ha gustado tu respuesta porque, efectivamente, no hay una sóla motivación sino muchas. Gracias por dedicarle tiempo a mi pregunta.

  5. Se irá produciendo, pero no le prometo nada …. porque mi talante, aunque responsable, es creativo, y en la creatividad es difícil domeñar al espíritu … que sigue sus rutas y caminos. De hecho, hoy había escrito algo sobre el tema, pero los “monstruos” del ordenador apagaron lo escrito y lo borraron …. y me dejaron sin fuerza para volver a escribir sobre el tema …. pero volverá la inspiración y el trabajo de análisis.

  6. De todas formas, dado que soy gallego de origen y de acción vital, no me resisto a devolver la pregunta, con otra: ¿qué es lo que realmente le motiva o les motiva a cada uno de vosotros?

  7. Esa fue la pregunta que planteé a un grupo nutrido de profesionales, inicialmente preocupados por esto de la motivación, y pensando más en lo que podían conseguir para motivar a otros, que en lo les afectaba a sí mismos, y por qué no, a los demás, al menos en parte. La dinámica de trabajo fue muy enriquecedora y la pena es que en esa época, ya hace casi una década, no tuve suficiente tiempo para trabajar las respuestas y las síntesis y las interrelaciones que se derivaron de la pregunta, porque si así hubiera sido, tendría las cosas más seriamente trabajadas. La experiencia fue muy significativa, y única.

  8. El grupo estaba “obsesionado” por algo muy común en el mundo de los funcionarios, y más si son de alto nivel y tienen cargos conseguidos con el tiempo, y era que la motivación sólo la podían conseguir ganando más dinero, y flexibilizándola …. en el fondo, creían, con o sin razón, que ya sólo los podía motivar el que les pagaran más. Muy al contrario de lo que había concluído en su momento Hertzberg ….. Poco a poco fueron pasando a posiciones y planteamiento más profundos y complejos, y más en consonancia con lo que realmente ocurría. Estoy hablando de memoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *