He sacado varias veces el tema de Mondragón, como la cooperativa, y así es. Un artículo de Michael R. Krâtke, de la universidad de Amsterdam, nos devuelve al tema. Al gran tema de Mondragón, y al gran tema de la cooperación como forma seguro que más eficaz que las organizaciones no cooperativas. Quién quiera leerse el artículo completo, puede acudir a Sinpermiso.

No cabe ninguna duda de que estas formas organizativas son más potentes en todos los sentidos posibles, pero sobre todo, en el social, en el económico, y por supuesto, en el ideológico y político. En sus ámbitos se mantienen mejor los parámetros referentes morales y se construyen seres humanos. Por supuesto, existen excepciones, pero ya sabemos que las excepciones sólo hacen confirmar la regla.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.