Un comentario en «… uno mismo»

  1. Tener necesidad lo acaba llevando a uno a ir conociéndose. Vivir en la abundancia no es el mejor remedio, es inspiradora de dejadez, vaguería y poco esfuerzo. Por eso, es bueno lo que nos está ocurriendo, o al menos, tiene su vertiente positiva y de oportunidad. Que nos hayamos adentrado en una crisis en la que todavía no se ve ni el fondo, y que todos los días nos rodea y nos asola, contiene la oportunidad de que volvamos a nosotros mismos, hagamos lo que podemos hacer, y de nuevo, en vez de confiar en los artefactos, recuperemos la confianza en nosotros mismos. Otras generaciones se han enfrentado con otras depresiones y crisis, y las han superado. Y sólo tenemos que mirar alrededor por el mundo para darnos cuenta de que somos unos privilegiados. No nos viene mal que las cosas se estanquen y que existan problemas, esto nos servirá para recuperar nuestro ser y para buscar en las oportunidades salidas que nos hagan viajar más placenteramente en el futuro.

    Es curioso el efecto que producen las frases y cómo están articuladas y desarrolladas. Pensando en ellas, parece como si uno se adentrase en su mundo y tomase prestado hasta su propio lenguaje. Lo digo porque repasando lo que he escrito, me he visto como en otro lenguaje, diferente al que me es propio. Quede como ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.