No creo que nadie sensato pueda imaginarse semejante locura. Esos mensajes desde el ejecutivo parecen poco adecuados. El problema creo que no se entiende, no está en el gasto, sino en el ingreso y el empleo. La cuestión es que el desempleo está creciendo de forma desbordante, tanto que muchísima gente cree que puede ser que no esté exenta de esa posibilidad. Eso les hace retraerse, ahorrar para posibles eventualidades, gastar menos. Ellos no son culpables de que el sistema capitalista no pueda colocar sus productos, entre otras cosas porque ha ajustado tanto los costes, sobre todo, salariales, que no hay rentas bastantes para las mercancias producidas. Esto se llama crisis de sobreproducción. Claro que eso lo dijo un tal Marx y no sé si tiene muy buena prensa. Esta claro que eso de “todos a gastar” está más en la línea de la famosa “insuficiencia de la demanda efectiva” de Keynes, pero tengo que advertir que no se dan las condiciones sólo porque se indique que hay que gastar, porque como indico más arriba el problema está en la seguridad a medio plazo de la situación de empleo y de salario, y en esas condiciones, la prudencia hasta se exagera, aunque la prudencia nunca es una exageración, y más bien parece una exageración incitar al gasto cuando la situación es como la que es.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *