6 comentarios en «¿Felicidad?»

  1. Tom Jobim y Vinicius de Morais compusieron esta canción, y también su letra. La oí por primera vez viendo una película de Camus que me encantó: “Orfeo Negro” y que recomiendo. El hermano de Marcel, Mario hizo un gran trabajo.

    Me gusta la canción porque su letra expresa la fragilidad de los momentos felices. Llegamos, siendo privilegiados, a ser felices en momentos muy determinados, normalmente cortos. Sin embargo, el resto del tiempo es, como dice la canción una “tristeza que no tiene fin”. Nos han enseñado de pequeños a idealizar la felicidad, nos han inducido un modelo de idealización que perjudica nuestra vida, porque le lleva a frustraciones, en gran parte innecesarias. Pienso que ni aún en los momentos felices, se puede idealizar la felicidad. Es tan corta. La canción dice que es: “como una pluma que el viento va llevando por el aire. Vuela suavemente, más tiene la vida breve, precisa que siga haciendo viento sin parar”. Bravo por Jobim y bravo por Vinicius.

  2. A mi me gusta cantar, más bien en la intimidad, y cuando voy a la ducha, y en otros momentos. A veces, voy por los pasillos cantando, y siempre hay alguien que me dice: “va ud. hoy contento, eh”, y suelo decirle, sin mucho éxito, que tal vez no sea así, sino que cantar me ayuda a evitar el descontento o hasta huir de él. Aunque es cierto que a veces, uno canta de contento.

  3. “El pájaro no canta porque tenga una respuesta ……”. Hay una canción para cada momento, pero no se ha hecho siempre para ese momento, sino que somos nosotros los que damos la respuesta de la canción, a veces muy diferente de la que el autor quería, si es que quería algo cuando la compuso.

    Lo bonito de una música es su oportunidad, que coincida con nuestro estado de ánimo. Recuerdo una etapa en que mi mente sólo tenía cabida para melodías dramáticas y otras en que eran alegres, total, como era o quería que fuera mi vida.

  4. Buscarle el sentido a la música, nuestro sentido, es importante. Porque la música como otras muchas cosas no tiene un sentido, sino el que sepamos darle. A veces, esa música hasta se fosiliza con un sentido global y general, que nos evita pensar en ella de otras formas. Muchas canciones de The Beatles han adquirido ese status. Entonces, solo queda la magia de la canción, hiper-repetida en nuestra mente, y que ahora es más familiar y no la olvidaremos nunca.

  5. Por eso, los re-makes funcionan tan bien. Y por eso también es tan importante el P2P porque nos permite recuperar músicas que ahora no se tocan o que están olvidadas. Pongamos por caso, Domenico Modugno, o un aria de Caruso, u otras muchas cosas. Yo tengo mi disco duro lleno de esas bellezas, que de vez en cuando repongo, grabo y oigo en el coche o en mi casa.

  6. La canción dice que la felicidad es: “como una pluma que el viento va llevando por el aire” Tan suave, tan ligera. Hay que pensar que cualquiera de nosotros ha vivido momentos alegres y otros muy tristes. Etapas para recordar y etapas para olvidar.. Sin embargo, cuando se idealiza la felicidad se corre el riesgo de no apreciar los verdaderos momentos felices. La mayoría de las emociones humanas son una dualidad, no puede existir una sin el antagonismo de la otra. ¿Cómo podríamos saber qué es sentirse alegre sin definir previamente la tisteza? ¿El amor sin odio? ¿La bondad sin la maldad? ¿Cómo podemos sentirnos felices si alguna vez no nos hemos sentido infelices? Lo cierto es que vivimos en una sociedad de desencanto, con las consultas de los psiquiatras llenas de personas insatisfehas, deprimidas, angustiadas. Lo que creo es que se confunde la felicidad con el placer o con la acumulación de dinero. Cada persona tiene su versión particular de qué es ser feliz. Parecer ser que en estos momentos valemos lo que vale nuestro concepto de bienestar, la felicidad viene acompañada del triunfo personal, social, de la ausencia de problemas… pero a veces con todo esto a nuestro favor nos sentimos infelices. Algunos autores como Dostoievski piensan que ” la ley de la tierra es que el hombre debe ganar su felicidad mediante el sufrimiento” Shaw afirma” que ningún ser viviente podría soportar una vida entera de felicidad” otros proverbios dicen: “Felicidad de hoy, dolor de mañana” se siente la felicidad cono una amenza. Lo cierto es que parece que los seres humanos tenemos una actitud defensiva que aviva o adormece la sensación de felicidad según las situaciones que se nos presentan. Lo cierto es que en este mundo se conoce la felicidad entendida como amar y ser amado. El amor es encontrar la felicidad en el otro. Cuando producimos riqueza, disfrutamos de la felicidad cuando la compartimos con los demás, la felicidad verdadera consiste en amar lo que tenemos, las personas con las que convivimos. Creo que la naturaleza es muy sabia y necesitamos de estas compensaciones para sentirnos bien, como dice Shaw, no soportaríamos tanta felicidad.Ese inconformismo nos hace luchar y sentirnos vivos.

Responder a roberto carballo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *