Entradas relacionadas

3 comentarios en «Entrevista de trabajo»

  1. La selección de personal en las grandes organizaciones y también en las medianas, suele estar en manos de becarios o mejor, becarias. Casi siempre psicólogas o similares, y reproduciendo el modelo que a ellas se les aplicó cuando las entrevistaron.

    Hay muy poco fundamento y conocimiento en la forma de hacer las entrevistas, y la mayoría de los entrevistados salen cabreados y casi deseando que no los elijan, porque si la gente de adentro de esa empresa es como los/las entrevistadores/as tal vez valga la pena no entrar.

    Y yo me pregunto: ¿por qué dejan una labor tan importante, como seleccionar los que van a hacer el futuro de la organización, en manos de personas tan inexpertas?

    Y me atrevo a contestar, por lo mismo que dejan la «cara al público» en la administración pública y en grandes corporaciones, en las manos menos profesionales, o ponen barreras, subcontratando esas labores como hacen con los call-centers.

    Es una cuestión de profesionalidad, y ya se veía en «El empleo», una película del neorrealismo italiano que me encantó y la he vuelto a ver gracias al Ares, a los jóvenes se les dan las tareas menos agradables para los que están dentro y en este caso, menos valoradas, porque en último extremo, y aun cuando sus memorias de accionistas y sus declaraciones de intenciones siempre dicen que el mayor activo de la empresa son sus empleados, es mentira. No se crean todo lo que les dicen.

    Por tanto, ponen a gente inexperta, porque no valoran a la gente nueva que llega o que va a hacer el futuro de esa organización. Paradójico, ¿verdad?. Claro, las organizaciones que si valoran a las personas, cuidan la selección externa e interna de las personas. Pero esa es otra historia.

  2. El modelo de entrevista de los Python es muy interesante, en muchos aspectos, aparte la risa. Voy a apuntar sólo dos.

    Primero, la gestualidad que es más definitiva que la oralidad. Dar presencia a los gestos, como lenguaje, es una forma diferente de analizar las cosas. Segundo, la evaluación de los «compis», en este caso parecen posibles subordinados, que participan valorando al candidato.

    Y una cosa más: el entrevistador disfruta con su trabajo, aunque bastante perverso y sádico …. pero no se crean …. si oyeran uds. después los comentarios de los que entrevistan, no les parecería tanto como es en el video.

  3. Ah, y una cosa, pido disculpas a aquellos que puedan sentirse heridos por algunas de las consideraciones de los anteriores comentarios, ni mucho menos es mi intención reirme de un becario o becaria, más bien lo contrario. Pienso que no les enseñan y les dejan tiempo para «hacer tablas» y responsabilizarse con ciertas garantías. Enseguida están preparados, porque los que trabajan con ellos quieren quitarse el muerto de encima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.